Actualidad

Mercedes e Inés Domecq: dos referencias de elegancia tanto en la playa como en una boda

Las hermanas Domecq son mucho más que dos iconos de elegancia. La pequeña, Inés, de 39 años, se ha convertido en una diseñadora de éxito, que ha sabido llevar el estilazo que exhibe a su colección, hasta el punto de seducir a la mismísima doña Letizia con alguna de sus propuestas flamencas. Mercedes trabaja en el departamento de Comunicación de Inditex y aunque discreción la mantiene alejada del foco mediático, exhibe una imagen tan chic como su hermana. 

Las dos jerezanas y su hermana Curra son hijas del empresario tonelero Huberto Domecq Ybarra y de María Jesús Fernández Govantes, lo que las convierte en descendientes de una de las familias con más abolengo de España. La primogénita vive en Jerez de la Frontera y está al frente de la compañía de barricas de su padre. Inés y Mercedes fueron mencionadas por la edición norteamericana de Vanity Fair USA en la lista de mujeres mejor vestidas del mundo hace cuatro años. 

Huberto cuenta con una de las fábricas de barricas para destilados más importantes de España y procede de una importante familia de bodegueros jerezanos. Su abuelo, Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio era el marqués de Casa Domecq. Se casó con María Jesús Fernández-Govantes en junio de 1978 en el Santuario de Nuestra Señora de Loreto, en Espartinas. 

Cuando a finales de mayo, la reina inauguraba junto a Felipe VI la Feria Internacional de Turismo (FITUR) llamó la atención la belleza y elegantísima españolidad de su mono de algodón blanco (135 euros,, ahora rebajado), cuya parte superior, cuajada de volantes, aportaba el sello inconfundible de su creadora.

Mercedes, dos años mayor que Inés, trabaja en el departamento de comunicación de la compañía fundada por Amancio Ortega. 

Mercedes se licenció en Relaciones Internacionales y Diplomacia. Estudió en Londres y Madrid, y después se inició en el mundo de la moda y la  comunicación trabajando en la agencia Globally, en la revista Telva, donde trabajó como estilista durante cuatro años, hasta que Jesús Echevarría, máximo responsable de Comunicación de la empresa que preside Pablo Isla, la llamó para incorporarla a su equipo. Mercedes se desvive por Zara y viaja de Madrid a Arteixo (A Coruña) a menudo, además de desplazarse a Estados Unidos o China cuando las pandemias lo permiten.

Está casada desde hace 18 años con el empresario Fernando Sainz de Vicuña, con quien tiene tres hijos. Aparte de vestir a menudo prendas de Zara y otras marcas de la compañía de Amancio Ortega, es fan de diseñadores como Roberto Diz, igual que su hermana Inés. Clásica y discreta, como la empresa para la que trabaja, huye a menudo de las estridencias y sabe que los jerséis de cashmere, los pantalones de pinzas o las bailarinas planas le quedan de lujo.

Inés Domecq, cuya altura de modelo (casi 1,80) de pasarela y figura estilizada la convierten en la mejor embajadora de su propia firma, puede presumir de haber triunfado son su The IQ Collection pero en lo personal también es una number one: es madre de Sol y Alfonso, fruto de su matrimonio con Javier Martínez de Irujo Hohenlohe-Langenburg, marqués de Almenara, y nieto de la duquesa de Alba, con quien lleva 13 años casada. Alfonso es el segundo hijo de Alfonso Martínez de Irujo, duque de Híjar y segundo vástago de la duquesa de Alba, y de la princesa María Trinidad de Hohenlohe-Langenburg.

Javier fue el primer nieto de la duquesa de Alba que se casó. La boda tuvo lugar el 20 de septiembre en la iglesia de Santo Domingo de Jerez, tierra natal de la novia. Asistió toda la familia Alba menos Cayetano, además de amigos de la familia tan conocidos Alicia Koplowitz. Residen en Madrid, pero viajan a Jerez en Navidad o  Semana Santa.

Gran parte del verano lo pasan en Sotogrande, donde están estos días, y suelen jugar al pádel, al polo o navegar en el yate de su tío, el duque de Alba, que tiene atracado allí su barco y pasa también por la zona. En las playas gaditanas demuestra que se puede ser elegante igual con un bikini o bañador que en la boda más glamourosa.

Inés se licenció en Marketing en el mismo centro que han elegido Froilán Marichalar Borbón, Mar Torres o Alba Díaz (la hija de Vicky Martín Berrocal, el CIS (Center for International Studies) de Madrid. Fue organizadora de eventos en Condé Nast, la editora de Vogue o Vanity Fair (la cabecera que la considera elegante) y después montó su propia agencia de producción de moda junto a Laura Vecino. Junto a la mujer de Rafael Medina, duque de Feria e hijo de Naty Abascal, lanzó hace tres años una pequeña colección de trajes de baño y en 2019 tomaron caminos separados. Inés además de diseñar pilota IQ Producciones, empresa dedicada a organizar sesiones fotográficas y reportajes para revistas como Hola. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin