Actualidad

El príncipe Andrés, demandado por agresión sexual: una víctima de Epstein le acusa

Virginia Roberts Giuffre, presunta víctima del pedófilo millonario Jeffrey Epstein, ha presentado una demanda civil este lunes contra el príncipe Andrés por agresión sexual en un tribunal federal de Nueva York. La mujer, de 38 años, acusa al hijo de Isabel II de traficar y abusar de ella cuando era menor de edad.

"Estoy responsabilizando al príncipe Andrés por lo que me hizo", declara la demandante en el comunicado. "Los poderosos y ricos no están exentos de ser considerados responsables de sus acciones. Espero que otras víctimas vean que es posible no vivir en el silencio y el miedo, sino recuperar la vida al hablar y exigir justicia", alega. "Hace veinte años, la riqueza, el poder, la posición y las conexiones del príncipe Andrés le permitieron abusar de una niña asustada y vulnerable sin nadie que la protegiera. Ya es hora de que rinda cuentas", explica.

Giuffre acusa al príncipe Andrés de agresión sexual y de provocar angustia emocional de manera intencionada. Por ello, le solicita una indemnización por daños y perjuicios, cuyas cantidades no han sido especificadas.

Lea también - El príncipe Andrés, definido como un obseso de las pelirrojas: sostienen que tuvo relaciones con 12 víctimas de Epstein

La supuesta víctima ha hablado en varias ocasiones durante los últimos años sobre los supuestos abusos que ha sufrido por parte de Andrés de Inglaterra. Giuffre sostiene que Epstein, el pedófilo líder de una red de prostitución, también la obligó a mantener relaciones sexuales con otros hombres poderosos.

"Fue realmente aterrador"

Virginia también concedió una entrevista a la BBC en diciembre de 2019 desvelando detalles hasta ahora desconocidos sobre cómo fueron sus encuentros sexuales con el hijo de la Reina. "Ayúdenme a librar esta batalla. No acepten sin más que no pasó nada. No se trata de una sórdida historia sexual. Cuento cómo se traficó conmigo, cuento una historia de abusos y en ella está implicado alguien de vuestra realeza", dijo por aquel entonces.

"Él sabe lo que ocurrió. Yo sé lo que ocurrió y solo uno de los dos está diciendo la verdad. Y sé que soy yo", le dijo mirando a cámara. En uno de los momentos más intensos del documental, Roberts rompe a llorar: "No me podía creer todo lo que estaba ocurriendo. No es que un miembro de la familia real permitiera que pasara todo aquello, sino que incluso participaba (...) Fue un momento realmente aterrador", relató.

Lea también - Jaque mate al príncipe Andrés: Carlos de Inglaterra le arrebata su patronato más importante

La mujer contó que mantuvo relaciones sexuales obligadas con el duque de York hasta en tres ocasiones diferentes, a lo largo del año 2001: una en en el apartamento de Maxwell en Londres, otra en la mansión de Epstein Nueva York y otra en la isla privada que el magnate tenía en el Caribe.

Roberts detalló cómo fue el encuentro que supuestamente mantuvieron en el club nocturno Tramp, en Londres. "Es el bailarín más espantoso que he visto en mi vida. Era horrible y no paraba de sudar encima de mí. Su sudor se esparcía por todos lados como si fuera lluvia. Me daba asco, pero sabía que tenía que hacerle estar contento, porque era lo que Jeffrey y Ghislaine esperaban de mí". Después, la joven, que entonces tenía 17 años, fue obligada por Maxwell a dar un paso más: "Ya en el coche, me dijeron que tenía que hacer con Andrés lo mismo que había hecho con Jeffrey, y eso me puso enferma".

Virginia ha recordado cómo eran sus sensaciones cuando estaba con el tío de los príncipes Guillermo y Harry: "Tuve la sensación de que me usaban como un plato que se pasaban entre ellos", declaró, completamente rota. "Es una parte tenebrosa de mi vida. Él era un miembro de la Familia Real británica, alguien a quien la gente observa como un modelo de conducta". Y añadió: "Todos podemos tener errores de memoria, pero resulta difícil olvidarte de la cara de alguien que literalmente se ha abalanzado sobre ti".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin