Actualidad

La gran noche solidaria de Paloma Cuevas en su primera aparición tras su divorcio

La Gala Starlite, la fiesta más importante del verano en Marbella, contaba este 8 de agosto con dos invitadas estelares, Paloma Cuevas y Georgina Rodríguez. La ex mujer de Enrique Ponce hacía su primera aparición en sociedad después de firmar el divorcio del torero, hace poco más de un mes,  aunque lo cierto es que, desde que se conoció la ruptura de su matrimonio, la cordonesa, que cumplirá 49 años en un mes, apenas se había dejado ver en público.

Paloma recibía un premio a su medida, por sus labores solidarias y, al mismo tiempo, entregaba otro a su amiga la diseñadora y empresaria Rosa Clará, distinguida también por su ayuda filantrópica a diversas organizaciones. Sandra García Sanjuán ya ofreció este premio a la cordobesa hace cinco años pero Paloma prefirió entonces que el premio fuera para quien entonces era su marido, Enrique Ponce, que había tenido una temporada impresionante. Hace un año, se le volvió a ofrecer pero entre el revuelo mediático y la pandemia no pudo ser.

Todos los invitados a la fiesta benéfica destinada a ayudar a la onegé de Antonio Banderas y a las que contribuye Sandra García Sanjuán, creadora del evento que ya cumple 12 años, pasaron y posaron por el photocall de la cantera de Nagüeles. Desde la modelo argentina Valeria Maza a la presentadora Susanna Griso, Bertín Osborne, Marta Sánchez o Jaime Martínez-Bordiú. Pero los periodistas esperaron en vano que llegara paloma Cuevas.

La empresaria y ahora diseñadora llegó horas antes del evento y entró por la parte trasera. En un primer momento se dijo que fue para evitar fotos, preguntas y, en una palabra, dar la cara. Pero desde el entorno de la socialité explican que no hubo intención de hacer ningún desplante sino que Paloma llegó con sus dos hijas, su madre y su padre, Victoriano Valencia, de 88 años, y cuyas necesidades implicaban pasar por zonas de fácil acceso y ser acompañado, cosa que quiso hacer su hija personalmente.

Cuando finalmente se hizo visible Paloma Cuevas y habló fue al subir al escenario, en las dos ocasiones que lo hizo, para leer el texto que le habrían preparado, explicando el motivo de los premios que recibía y entregaba. Solo una frase, dando las gracias a sus padres y a sus dos hijas, que la acompañaban en Marbella, contenían un mensaje de su situación actual, de mujer divorciada pero rodeada del apoyo de los suyos y de muchos amigos, como Antonio Banderas, la anfitriona Sandra García Sanjuán o la empresaria Rosa Clará.

Lea también - Paloma Cuevas y Antonio Banderas: una noche entre la solidaridad y el marketing

Paloma vestía precisamente un modelo de diseñadora catalana, para quien ha preparado una colección que presentará en 2022, en rosa empolvado con capa de tul incorporada y peinado de efecto mojado liso y muy largo en la espalda. Sentada a izquierda de Antonio Banderas (que cumple mañana 61 años) en la parte vip de la fiesta, esquivó todo contacto con la prensa y con el resto de los invitarnos no vips.

Por su parte, Georgina Rodríguez llegó tarde al evento pero cuando le dijeron que la prensa seguía esperando su presencia, se presentó de inmediato en el photocall, posó, sonrió y comentó su alegría de estar en Marbella y recibir ella misma una distinción por la ayuda que presta a causas benéficas.

Con un vestido azul de lentejuelas, palabra de honor, de sugestiva abertura lateral, la novia de Cristiano Ronaldo se dirigió al público de forma natural, sin leer ningún papel. Y a continuación, para sorpresa de todos, cantó a dúo con Beret al que admira, y conoce su música, y se ganó la simpatía de la gente. Las dos estrellas de este año en Starlite no han podido ser más opuestas.

La ministra Reyes MarotoCarmen Lomana, Susanna Griso, María Casado, Luján Argüelles, Carolina Cerezuela, José Mercé, Irene Villa, Andrea Levy o Carla Pereyra fueron otros de los rostros conocidos que disfrutaron de la noche marbellí en esta gala repleta de estrellas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Tamam Adi
A Favor
En Contra

parece que estás decidido a hacer quedar mal a paloma cuevas .. ¿quién te paga? papa ponce y su ali express Claudia Schiffer? estás diciendo que evitó todo contacto con la prensa y con el resto de los invitados no VIP ... es natural que mientras esté acompañada de su hija menor evite preguntas innecesarias por parte de reporteros y medios que puedan afectar a sus hijas o traspasar su zona de privacidad y comodidad y evitar no VIP? ¿seriamente? toda la gente sabe lo realista que es Paloma ... no es una fisgona ... parece que el no VIP es tu reportero y estás molesto porque ella lo evitó. y qué implicación maliciosa, totalmente falsa cuando dices que cuando paloma subió al escenario, en las dos ocasiones que lo hizo, para pronunciarse de manera antinatural, leyendo el texto que le habrían preparado, y con frases hechas, el motivo de los premios que recibió y entregó. ... ¿cómo se supone que uno debe responder a un galardón o premio dado en un contexto humanitario ... es siempre la respuesta clásica! ¡¿Antinatural? !! en serio, el editor debería cuestionar la calidad de sus reportajes ... Paloma asistió a la gala con sus seres queridos y por una causa humanitaria ... fue discreta ... actuó con clase ... ¡algo que no puedo atribuirle!

Puntuación 0
#1