Actualidad

La confesión póstuma de Menchu Álvarez del Valle, abuela de la reina Letizia: "Quiero un funeral con gaitero y alegría"

Menchu Álvarez del Valle, abuela de la reina Letizia, murió el pasado martes a los 93 años en su casa de Ribadesella. Dos días después de su fallecimiento, la veterana periodista fue despedida en su tierra natal en un sencillo funeral al que no acudió la mujer de Felipe VI, la gran ausente.

Más de un año antes de esta despedida, concretamente el 1 de abril de 2020, Menchu desveló cómo quería que fuera su entierro al periodista Javier Cuervo, quien ha publicado algunos fragmentos de aquella conversación con ella en el portal La nueva España.

La abuela de la consorte asturiana tenía claro el funeral que deseaba: "Quiero un funeral con gaitero y alegría". Incluso bromeaba con la idea de que le despidieran con un acto solemne: "Me voy a ir y no sé cuándo. Sí sé que no quiero un funeral con cura melifluo y si me toca soy capaz de levantarme y decir: '¡Me aburro. Calla, coño, déjame marchar a gusto!'", explicaba Menchu, que tenía un gran sentido del humor.

Lea también - La cara B de la entrevista póstuma a Menchu, la abuela de la reina Letizia: ¿fue con su permiso?

Además, en su charla con Cuervo también se refería a su relación con sus nietas, doña Letizia y Telma Ortiz: "Mi hijo me llama todos los días y hablo con mis nietas", confesaba la fallecida.

Lea también - Menchu, con un genio endemoniado, ensalza al salvador de Santiago Abascal en su entrevista póstuma: "Me gusta"

El funeral de Menchu se celebró en estricta intimidad, cumpliéndose así sus últimas voluntades. Tan solo acudieron una docena de personas, entre las que no se encontraban Letizia, Telma Ortiz y sus bisnietas. Tampoco hubo coronas ni flores, también por expreso deseo de la locutora cántabra. Su hijo, Jesús Ortiz, ha estado acompañado por su hermana Henar, que no se separó de su progenitora en sus últimos días.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin