Actualidad

Menchu Álvarez del Valle: de su entrañable relación con la reina Letizia a su vicio por el tabaco y su amor por el periodismo

La reina Letizia vive un complicado momento tras la muerte de su abuela paterna, Menchu Álvarez del Valle, a los 93 años. La carismática periodista y locutora del Principado supo adaptarse al gran cambio que experimentó su familia a raíz del compromiso de su nieta con el rey Felipe VI, pero nunca dejó de ser una mujer entrañable que hablaba sin reparos de su vicio por el tabaco y su gran amor por la profesión que le inculcó a su nieta, el periodismo.

Lea tambiénMuere Menchu Álvarez del Valle, la abuela de la reina Letizia, a los 93 años

Locutora y periodista con una larga vida profesional en Asturias, tanto Menchu como su hermana Marisol forman parte de la historia de la radio en el Principado. En 2019, en el escenario del teatro Palacio Valdés de Avilés recibió uno de los premios Gava, el honorífico por toda su carrera en el mundo audiovisual.

"Tengo que decir que ha sido algo maravilloso, que no hubiera cambiado el periodismo por nada y tampoco cambié Asturias por muchas ofertas que se me hicieron de fuera. Pero trabajar donde quieres y como quieres es lo mejor del mundo", añadió entonces en su discurso de agradecimiento.

La abuela de la consorte, cuyo marido, José Luis Ortiz, falleció en 2005, era considerada una de las voces más populares de la radio asturiana y poseía una larga carrera que duró desde 1947 hasta 1990, gracias a la cual ha llegado a ganar otros premios como la Antena de Oro en 1974, otra Antena de Oro más a la trayectoria profesional en 2004 y el Premio Nacional de Radio en 2013.

Su entrañable relación con Letizia 

La relación de la reina Letizia con su abuela paterna era entrañable, auténtica y sincera. Menchu supo entender desde el minuto uno la nueva condición social de su nieta. Verla enamorada le hizo feliz, pero el exceso mediático que generó su compromiso con Felipe de Borbón afectó a Menchu. Contó la abuela de Letizia (no muy dada a visitar Zarzuela) que al principio fue difícil para ella.

"Amo la libertad y la intimidad y aquello fue una avalancha de gente, de curiosidad, de fotógrafos. Además, ocurrió en el último año de vida de mi marido... Y aquello parecía una romería. No fue fácil. Se llegó a decir que un helicóptero pasaba una vez al mes sobre mi casa para tirarme el dinero que mandaba mi nieta. Tuvimos que poner una valla porque se metían hasta la ventana de la cocina", aseguraba  Menchu durante unas jornadas en la Casa de la Cultura de Ribadesella en 2020. 

Para colmo, nieta y abuela han sido periodistas, como Jesús Ortiz. A Menchu se le caía la baba con sus bisnietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y con Amanda, la hija adolescente de Telma Ortiz (Telma espera ahora su primer hijo con su novio irlandés que ya Menchu no llegará a conocer). También con Carla Vigo, la hija de la desaparecida Erika Ortiz.

Lea tambiénDoña Letizia afronta la muerte de su abuela Menchu sin Felipe VI, de viaje en Perú

Menchu se definió en una entrevista en La Razón, en 2020, como "la abuelina de mis bisnetas" y aseguró que el mejor regalo es "un beso de cada una de ellas": "Qué más puedo pedir. Creo que no hay nada mejor que ser abuelina. Es muy bonito". 

Su vicio por el tabaco

A principios de 2020, la ex periodista cántabra manifestó en La Razón que sus familiares le regañan por ello: "Lo he intentado dejar porque mi hijo me regaña. Fíjate dónde llego a veces, que si está mi hijo, fumo a escondidas, que es el colmo". A buen seguro que su nieta Letizia tampoco estaba muy contenta con la adicción de su abuela al tabaco.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin