Actualidad

Poli Díaz y sus mensajes secretos desde la cárcel

Sigue ingresado en la prisión canaria de El salto del negro, allí no se permite que los reclusos tengan teléfonos móviles, pero Poli Díaz se las ha ingeniado para ponerse en contacto con un amigo, al que le ha contado que está "desesperado", dice. "Me han encerrado por culpa de las mentiras de mi novia. No la he maltratado, ella es muy agresiva y llegó a amenazarme con un cuchillo. No quiero volver a ver a esa tía en la vida. Antes de entrar en prisión, le juré a mi madre, que para mí es sagrada, que cortaría con ella…".

El boxeador tiene varias causas pendientes, todas por asuntos relacionados con peleas en plena calle, y su futuro parece muy complicado. De momento, se ha ido al traste ese proyecto profesional de regresar a los cuadriláteros para intervenir en combates de exhibición. Estaba previsto organizar el primero a finales de este año o principios del que viene, pero la situación actual del púgil le impide entrenar con las suficientes garantías como para enfrentarse en un ring a un adversario profesional.

Lea también: Poli Díaz, detenido por segunda vez en un mes por supuesta violencia de género

Si consigue la libertad, su intención es instalarse de nuevo en Madrid y romper definitivamente el contacto con la que ha sido su pareja sentimental en los últimos tiempos. Según uno de sus amigos, "esa mujer lo único que le ha traído a Poli son problemas, es una presencia tóxica en su vida. Cuanto antes se olvide de ella, mejor".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.