Actualidad

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin se van de boda a Minnesota: la anhelada cita de los ex duques de Palma

Iñaki Urdangarin ya disfruta de algunos placeres de la vida como los conciertos en Vitoria. A su lista de planes ahora se suma un evento familiar, pues un miembro de su familia se ha comprometido recientemente. Por supuesto, el ex duque de Palma y su mujer, la infanta Cristina, serán dos de los grandes invitados de excepción, si finalmente nada lo impide. 

Lea tambiénIñaki Urdangarin, de concierto por Vitoria con una acompañante muy especial

En concreto se casa uno de sus sobrinos, Iñaki Flood, según cuenta El Confidencial. Es uno de los cinco hijos de su hermana Cristina y está muy unido a su tío. El joven se casará (al parecer dentro de un año) con una especialista en biomedicina con la que se ha comprometido durante unas románticas vacaciones en Bidart, la localidad francesa donde siempre pasan sus vacaciones los Urdangarin. 

La boda, sin embargo, tendrá lugar en Minnesota, donde viven los novios y también la hermana de Iñaki con su marido, Sean Flood. El ex jugador de balonmano tiene familia repartida en varias partes del mundo. Cuenta con otro sobrino (hermano del novio), Eamon Patrick, en California. Él también se casó en 2019 en Malibú y hasta allí viajaron Cristina y varios de sus hijos. Lo hicieron sin Iñaki, que todavía se encontraba entre rejas. 

Actualmente, el cuñado de Felipe VI cumple condena por el Caso Nóos, pero debido a su nuevo régimen ya duerme cada noche en casa de su madre, Claire Liebaert, y apenas pisa la prisión. Se reinserta laboralmente en Imaz&Asociados, un bufete de Vitoria al que acude cada día en bicicleta. A mediados de junio, el ex jugador de balonmano también viajó a Ginebra para celebrar el 56 cumpleaños de su esposa, ya que gracias al tercer grado puede viajar al extranjero. En Vitoria también recibe la visita de sus hijos, su mujer e, incluso, la de la infanta Elena, según contó Gasteiz Hoy.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.