Actualidad

Muere la actriz Pilar Bardem, madre de Javier Bardem y suegra de Penélope Cruz, a los 82 años

La actriz Pilar Bardem, de 82 años, padecía una enfermedad pulmonar, y ha fallecido a los 82 años en la clínica Ruber de Madrid, según ha informado la revista Semana, que ha indicado que este domingo será incinerada en El Escorial. La enfermedad pulmonar que padecía la madre de Javier Bardem no ha sido consecuencia del Covid 19.

Bardem, conocida por su activismo político, era la matriarca de la conocida saga de actores, y recibió el Goya a la Mejor Actriz de Reparto en 1995 por 'Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto'. Además, también se llevó la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2008, obtuvo dos premios de la 'Unión de Actores y Actrices', la Medalla de Honor del 'Círculo de Escritores Cinematográficos' y la Espiga del Plata a mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de Valladolid.

María del Pilar Bardem Muñoz (Sevilla; 14 de marzo de 1939) fue hermana de Juan Antonio Bardem y madre de Carlos, Mónica y del oscarizado Javier Bardem. Por tanto, era suegra de Penélope Cruz.

Entre 2002 y 2018 fue presidenta de AISGE, siglas que corresponden a Artistas, Intérpretes, Sociedad de Gestión, así como de su fundación. Era miembro de una larga e ilustre saga de artistas de origen judío por ambas ramas: hija de Rafael Bardem y Matilde Muñoz Sampedro, hermana de Juan Antonio Bardem Muñoz (padre de Miguel Bardem Aguado), sobrina de las actrices Mercedes y Guadalupe Muñoz Sampedro y prima de las actrices Carmen Lozano Muñoz (hija de Mercedes) y Lucía Soto Muñoz, Luchy Soto (hija de Guadalupe), y de Conchita Bardem (por parte de su padre Rafael).

En 1961 contrajo matrimonio con José Carlos Encinas Doussinague, padre de sus cuatro hijos, uno de ellos muerto al poco de nacer; era un hombre conflictivo que dificultó cuanto pudo su divorcio de la actriz y que incluso llegó a dispararle. Encinas falleció en 1995, y Bardem tuvo relaciones con otros actores, en especial con Agustín González. Fumadora compulsiva, superó con éxito un cáncer y se involucró activamente en el movimiento sindical de la profesión, logrando por ejemplo que las dos actuaciones diarias, habituales hasta entonces, se redujeran a una sola.

Pilar Bardem irrumpió en el cine a temprana edad, a mediados de la década de 1960. Entre sus trabajos de esa época se cuentan papeles en películas como El mundo sigue, de Fernando Fernán Gómez (1965), Buenos días, condesita, de Luis César Amadori (1967), La novicia rebelde, de Luis Lucia (1971) y Las Ibéricas F.C., de Pedro Masó (1971).

En los años 1970, siguió participando en muchas películas de corte comercial de la Transición Española, como Las colocadas (1972), de Pedro Masó, La duda, de Rafael Gil (1972), Yo soy Fulana de Tal, de Pedro Lazaga (1975), pero también interviene en producciones más excéntricas, como La venganza de la momia y Los ojos azules de la muñeca rota, ambas de Carlos Aured (1973), y dos adaptaciones de obras literarias antiguas: La Regenta, de Gonzalo Suárez (1974), adaptación de la novela del célebre escritor Leopoldo Alas «Clarín», y El libro del buen amor, de Tomás Aznar y Julián Marcos (1975), basado en la obra homónima del Arcipreste de Hita.

Buena prueba de la intensa actividad de Bardem en el cine de la época son otras películas como La joven casada, de Mario Camus (1975), Carne apaleada, de Javier Aguirre (1978), Soldados, de Alfonso Ungría (1978), Cinco tenedores, de Fernando Fernán Gómez (1979) y El día del presidente, de Pedro Ruiz (1979).

En televisión, participó en la serie Cuentos y leyendas y en montajes dramáticos emitidos en el espacio Estudio 1.En la década de 1980, Bardem realizó trabajos en televisión como Los gozos y las sombras (1982), Tristeza de amor (1986), Lorca, muerte de un poeta (1987) y Cómicos (1987). Participa también en la serie La huella del crimen, en el capítulo «El crimen de la calle Fuencarral» (1984).

En el cine participó en tres películas dirigidas por Mariano Ozores a mediados de la década. En la década de 1990, tras encarnar a una prostituta en Las edades de Lulú, de Bigas Luna (1990), participó como secundaria en Todo por la pasta, de Enrique Urbizu (1991), Vacas, de Julio Médem (1992), Siete mil días juntos, de Fernando Fernán Gómez (1994), Cachito, de Enrique Urbizu (1995), y también Boca a boca, de Manuel Gómez Pereira (1995).

Ese mismo año Agustín Díaz Yanes le ofreció un papel en la película Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, junto a Victoria Abril y Federico Luppi. Al año siguiente se alzaba con el título de Mejor actriz de reparto del año en los Premios Goya. En esa misma noche su sobrino, Miguel Bardem, recogía el premio al Mejor cortometraje de ficción. La ceremonia finalizaba con la proclamación de Javier Bardem como Mejor actor protagonista.

A raíz de esto se le acumularían papeles: Airbag, de Juanma Bajo Ulloa (1996), Carne trémula, de Pedro Almodóvar (1997) y Pantaleón y las visitadoras, de Francisco Lombardi (1999). Estos trabajos los compaginó con su intervención en series como Hermanas, Ketty no para, El Inquilino , o Abierto 24 horas, junto a Pedro Reyes, Beatriz Rico y Luis Merlo. En 1998 llegó a doblar a Fernanda Montenegro en el papel de Dora en la película Central do Brasil, por la que fue nominada al Premio Óscar a la mejor actriz.

Década de 2000

Bardem inicia la década con películas como Sin noticias de Dios, de Agustín Díaz Yanes y Cosa de brujas, de José Miguel Juárez (2003). En teatro participó en 5 mujeres.com, donde recitaba monólogos sobre la condición de la mujer en una sociedad machista. Bardem protagoniza la obra junto a Llum Barrera, Beatriz Carvajal y Toni Acosta. Las cuatro obtendrían una candidatura conjunta a los Fotogramas de Plata.

El presidente de gobierno José María Aznar apoyó la Guerra de Irak y el conjunto de intérpretes españoles se mostró contrario a tal intervención bélica en la gala de los Goya 2003. A las pocas semanas, María Barranco, Amparo Larrañaga, Ana Belén, Juan Echanove, Jordi Dauder, Juan Luis Galiardo y la propia Pilar Bardem eran invitados a una sesión en el Congreso de los diputados. Dichos intérpretes lucían camisetas en las que se leía claramente un eslogan: «No a la guerra». Después del incidente fueron expulsados del hemiciclo. Veinticuatro horas más tarde, Pilar Bardem pasaba a presidir la asociación de Cultura contra la guerra. Después participó en numerosos actos y manifestaciones junto a otros artistas, como la lucha contra la violencia de género y ha defendido sus principios y convicciones políticas.

En ese mismo año (2004), Bardem protagonizaba María querida, de José Luis García Sánchez, biografía de María Zambrano que le reporta la Espiga de Plata de la SEMINCI de Valladolid, así como una nueva candidatura a los Premios Goya.

Al año siguiente protagonizó la serie Amar en tiempos revueltos, ambientada en la Guerra Civil Española y a los años de la dictadura franquista. Permaneció durante la primera y mitad de la segunda temporada (2005-2007), y durante la grabación de la serie participó en Alatriste, de Agustín Díaz Yanes (2006).

Últimos trabajos

En los años siguientes intervino en películas como La bicicleta, de Sigfrid Monleón (2006), La vida en rojo, de Andrés Linares (2008), La vida empieza hoy, de Laura Mañá (2010), o la adaptación de los cuentos de Kika Superbruja, de Ludger Jochmann: Kika Superbruja y el libro de los hechizos, de Stefan Ruzowitzky (2009), y su secuela Kika Superbruja: El viaje a Mandolán, de Harald Sicheritz (2011). También hace pequeñas colaboraciones en series de televisión: Martes de Carnaval, basada en la obra homónima de Ramón María del Valle-Inclán, Hay alguien ahí, Doctor Mateo, Hospital Central o Cuéntame cómo pasó.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Expulsada del Parlamento por la camiseta "No a la guerra". Así entiende la democracia la derecha.

Puntuación 1
#1