Actualidad

Iker Casillas huye del enfrentamiento con su jefe, Florentino Pérez, tras el escándalo de los audios

Dolido pero sensato. A Iker Casillas le han sentado muy mal las descalificaciones que hizo Florentino Pérez sobre su persona. Pero es consciente de que los dos trabajan en el mismo barco, el Real Madrid, uno como presidente y el otro como directivo.

Lea también - Florentino Pérez destroza a Iker Casillas y Raúl en unos audios privados: "Son las dos grandes estafas del Madrid"

Por eso, el ex futbolista, que disfruta de unas vacaciones en México, suponemos que para huir de la presión mediática tras su ruptura con Sara Carbonero, calla y no levanta polémicas. Es más, ha colgado en sus redes sociales un mensaje muy significativo: "Respira. Olvidar es vivir", dice. Un gesto que demuestra que no quiere remover rencillas del pasado, aunque sería más apropiado decir que olvidar es perdonar.

Como recordarán nuestros lectores, tal y como se puede escuchar en un audio de hace años, el mandatario merengue, entre otras lindezas, dijo del ex guardameta que "Iker, pobre hombre, no tiene dos dedos de frente, es muy corto, un niño pequeño, un perrito faldero, un monigote, una cosa infantil". Y dio a entender que se dejaba afectar demasiado por las discusiones con su novia, que en aquel tiempo era Eva González, lo que, según Pérez, afectaba negativamente a su rendimiento futbolístico.

Lea también - El ataque de Florentino Pérez ¿a Eva González? en sus audios contra Casillas: "Esta tía ya sabes a lo que va"

Iker no desea más desafueros, bastante tiene ahora con asumir que Sara ha rehecho su vida sentimental tan pronto, presuntamente, junto al cantante Kiki Morente. En el fondo, por lo que cuentan, él habría calibrado una posible reconciliación con la madre de sus hijos. Hoy, es una empresa imposible.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin