Actualidad

Paloma Cuevas y Enrique Ponce firmaron este jueves el acuerdo de divorcio y presentaron la demanda en los juzgados de Madrid

No irán a juicio, tal y como adelantamos  en Informalia. "Con absoluta cordialidad, de mutuo acuerdo y sin ninguna discrepancia económica", nos dice una fuente familiar que ha sido el pacto de divorcio que este jueves los representantes legales de Enrique Ponce (49) y Paloma Cuevas (48) firmaron en el despacho de abogados Senn Ferrero de Madrid. La posterior demanda de divorcio, que deberá ser ratificada, también ha sido presentada en los juzgados de Madrid. Hasta que no se ratifique, lo cual ocurrirá en los próximos días, el diestro y la cordobesa no están oficialmente divorciados. 

"Las niñas han sido y serán siempre la prioridad", nos explican. Tanto en el caso del diestro valenciano como de su ya ex mujer, sus hijas Palomita (13) Bianca (9) han estado en todo momento "en lo más alto de sus intereses" y no habrá juicio finalmente. El acuerdo se ha firmado por fin este jueves 15 de julio en este bufete de la Plaza de la Lealtad de la capital, así como la posterior demanda de divorcio, presentada ya en los juzgados, aunque deberá ser ratificada "y no habrá ningún problema", aseguran fuentes familiares a Informalia. El acuerdo llega un año después de su separación.

Como ya recogimos hace días, Paloma se queda con la custodia de las niñas, aunque el novio de Ana Soria podrá visitar a las pequeñas siempre que quiera. Puede que, para ello, el torero tenga que acudir a la casa de La Finca en Madrid o, quizás, coger un vuelo, ya que Paloma estaría meditando pasar un año en el extranjero con sus hijas. 

Precisamente con sus padres y sus hijas Paloma acudirá el próximo 8 de agosto al Festival Starlite de Marbella, donde recibirá un premio por su labor filantrópica y humanitaria. Un galardón que le sentará a las mil maravillas especialmente después de este año lleno de cambios. Recientemente se ha especulado que podría estar ilusionada con el millonario mexicano Eugenio López Alonso, aunque nada más lejos de la realidad. "Es imposible dar explicaciones con cada especulación", le comentó a su entorno la propia Paloma, tal y como publicamos en Informalia.

En cuanto al reparto de bienes, "se ha logrado gracias a la buena disposición de Paloma", por lo que interpretamos que podría haber dado su brazo a torcer en algunos asuntos, especialmente después de la mala racha que el mundo taurino atraviesa por el covid y la retirada de los ruedos anunciada por Ponce. 

Este último mes, además, estaba previsto un esperado encuentro entre Paloma y Enrique en la comunión de su hija pequeña. La ceremonia, a la que no iba a acudir Ana Soria, todavía no se ha celebrado tras ser pospuesta en varias ocasiones. Finalmente tendrá lugar en septiembre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.