Actualidad

Raquel Mosquera confirma la noticia adelantada desde Informalia: ya ha recibido el alta tras "una depresión"

Tras más de dos semanas ingresada en el Hospital Puerta del Hierro de Madrid, Raquel Mosquera, de 51 años, ya está en casa, tal y como adelantó Informalia este martes. Horas después, la viuda de Pedro Carrasco lo ha confirmado. Además, ha desvelado cómo se encuentra tras estos días tan complicados.

"Estoy bien. He vivido momentos difíciles, han sido 20 días de ingreso debido a una depresión", ha confesado la peluquera a la revista Lecturas

Hay que recordar que el pasado mes de abril, tras arrancar la docuserie de Rocío Carrasco, fue ingresada por otro brote psicótico: "Dos semanas después de volver a casa tras el último brote psicótico empecé a caer poco a poco, hasta que desembocó en una depresión. Isi me trajo al hospital y los médicos decidieron que ingresara para regular la medicación y recuperarme". 

Lea tambiénRaquel Mosquera, en quiebra y asfixiada por las deudas tras poner a la venta su hogar de Madrid

Tras recibir el alta, ella misma saca sus propias conclusiones: "Creo que ha tenido que ver con la medicación, que me la bajaron quizá demasiado y ha desembocado en depresión". 

Raquel se recupera en su domicilio madrileño junto a Isi, su marido, y sus dos hijos, Raquel y Romeo. Fue él quien se encargó de recogerla y llevarla a su domicilio, donde está cuidándola. Al igual que ocurrió en abril, su alta se ha realizado con total discreción, aunque entonces el momento fue recogido por un fotógrafo y esas imágenes fueron publicadas días después, lo que hizo que se conociera que ya estaba en casa.

Raquel tuvo que ingresar el pasado 1 de julio tras sufrir una nueva recaída del brote psicótico que padeció el pasado mes de abril y que también la llevó al ala de psiquiátrica del mismo centro médico. Allí, Raquel permaneció diez días aislada, y en algunos momentos sedada, hasta que logró recuperarse. Pero lo cierto es que no lo hizo del todo. Hay que recordar que en 2006 le diagnosticaron bipolaridad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin