Actualidad

Cayetano Martínez de Irujo, tras destrozar al "teatro" de Sálvame ante la Justicia: "Se dijeron barbaridades"

Cayetano Martínez de Irujo se ha pronunciado tras ganar a Sálvame en los tribunales. Tal y como trascendió, Mediaset tendrá que indemnizar al hijo de la duquesa de Alba con 50.000 euros por vulnerar su honor. El aristócrata está satisfecho con esta decisión del Tribunal Supremo, aunque llegó a reclamar hasta 291.000 euros, y ha arremetido duramente contra el programa presentado por Jorge Javier Vázquez.

Lea tambiénCayetano Martínez de Irujo, más recuperado, recibe a su hermano Carlos en su latifundio sevillano de Las Arroyuelas

"Yo creo que Sálvame es un programa que hace mucho daño a la sociedad. Hace que la gente no se mire a sí misma, sino que proyecte sus miserias, angustias y problemas en los demás o en personajes públicos como yo. De eso se nutre un programa de estas características, de manipular las cosas en torno a llevar a cabo este espejismo", asegura en la revista Hola.

El hermano de Eugenia Martínez de Irujo no se esconde y dice que no se muestra arrepentido de plantarles cara ante la Justicia: "Poca gente se subleva contra estos programas, y yo soy una de ellas. Para mí, este fallo es importante porque refleja que la justicia empieza a ser consciente y a mentalizarse sobre el hecho de que los personajes públicos también tenemos derecho a nuestro honor y los medios de comunicación no pueden decir cualquier barbaridad sobre nosotros. Lo que pasa en España no ocurre en ninguna otra parte del mundo". 

Así las cosas, pide que comprendan a los personajes mediáticos que no quieran formar parte de su "teatro": "Yo respeto que haya gente que vaya a esos programas y que sea capaz de cualquier cosa, hasta de insultar a su madre, para salir en pantalla y ganar dinero. Lo respeto, pero no lo comparto. Y ellos también tienen que respetar a los que no queremos formar parte de ese juego". 

Por tanto, su mensaje es claro: "Nunca he cobrado un céntimo y he rechazado fortunas para hablar de mi vida. No tengo ese punto débil, no me pueden comprar. A los que no queremos participar en ese teatro, se nos debe respetar".

El pleito entre el novio de la joven Bárbara Mirjan y el programa viene de lejos: "Llevo años con esta cruzada, defendiendo mi libertad. Desde dos mil diez he puesto hasta dieciocho demandas por ataques a mi honor y la gran mayoría las gané. Hasta ahora las indemnizaciones eran ridículas y testimoniales. Hablé con hasta nueve ministros de Justicia sobre mi caso. Todos ellos me dieron la razón. De hecho, uno de ellos me dio las consignas que me sirvieron para ganar este juicio".

Lea tambiénCayetano Martínez de Irujo está "cada día mejor y más animado" pero va a consultar con "otros médicos" sobre su estado

Esta última demanda la interpuso a raíz de los comentarios que se hicieron sobre él entre las tardes del 28 de noviembre de 2017 y el 1 de diciembre: "Salí a cenar con una amiga y la despedí con un abrazo y dos besos. Entonces, Sálvame empezó a decir todo tipo de barbaridades sobre mí y sobre la persona que me acompañaba. Incluso la acosaron y le ofrecieron dinero para ir a la televisión. Eso no se puede tolerar. Por eso digo que inicié una cruzada para defender mi libertad. Puedo salir a cenar con quien quiera, cuando quiera, y donde sea, y no por eso tengo que ser objeto de mentiras o insultos". 

Pese a la victoria judicial, asegura que el proceso no ha sido fácil de digerir: "Por supuesto. El juicio me desestabilizó mucho y fue una de las cosas más desagradables que he vivido. Se dijeron barbaridades y mentiras sobre mí".

Afortunadamente para él, el programa de La Fábrica de la Tele ya no puede recurrir a la sentencia: "Ya no hay más instancias. Deben pagarme cincuenta mil euros. Tendrían que pagarme más porque hicieron mucho dinero con esta historia, pero me parece una cifra justa y he solicitado su ejecución. Además, llevaré mi caso al Constitucional. Esto debe servir de ejemplo".

Su recuperación y su relación con sus hermanos 

A mediados de mayo fue operado de sus problemas intestinales, tal y como adelantamos en Informalia, y por este motivo incluso se perdió varios eventos familiares como la boda de su sobrino Carlos Fitz-James Stuart con Belén Corsini. Ya está más recuperado y en casa, desde donde se ejercita para mantenerse en forma y volver a competir: "Llevo ya una semana y media haciendo gimnasia y ejercicios aeróbicos, y espero poder volver a competir en agosto. Iré viendo cómo evoluciono en las próximas semanas".

En cuanto a los problemas con sus hermanos, se están solventando: "He recuperado a Eugenia y eso ha sido lo mejor de todo esto. Es una de las personas que más quiero en mi vida. Fue la niña de mis ojos hasta que tuve mi propia familia. Sin duda, lo positivo de esta etapa tan dura ha sido recuperar a mi hermana. la relación con Carlos es correcta y normal. Mi hermano Alfonso también me llamó. Y, por supuesto, mi hermano Fernando", sentencia. A finales de junio, incluso, recibió la agradable visita del duque de Alba

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin