Actualidad

La tentación Wanda Nara, anfitriona de Sergio Ramos y Pilar Rubio en París: la infidelidad de la mujer de Icardi

Sergio Ramos y Pilar Rubio ya están en París tras el fichaje del defensa por el PSG, anunciado este jueves. Tan solo unas horas después de aterrizar en Francia, ya cuentan con una anfitriona de lujo: la polémica Wanda Nara, mujer de Mauro Icardi, compañero del exmadridista en el vestuario parisino.

La argentina ha mostrado su alegría por la llegada de la familia en la publicación de Instagram donde Pilar posaba con su marido y sus cuatro hijos en la presentación del nuevo jugador del PSG: "¡Bienvenidos a París! ¡Qué felicidad y qué hermosa familia!", exclamaba Wanda.

"¡No puedo esperar para que encontremos con los niños, qué lindo volver a verlos y con estos colores!", alegaba la modelo, cuyo comentario ha sido recibido con muchísima alegría por parte de sus casi ocho millones de fans en la red social.

La historia que nació de una escandalosa infidelidad

La historia de Nara e Icardi nació de una infidelidad: ella era mujer del también futbolista Maxi López, quien acogió al jovencísimo Mauro en su propia casa de Barcelona cuando este jugaba en las categorías inferiores del equipo culé. Maxi 'adoptó' a Icardi, le abrió las puertas de su hogar, le introdujo en su círculo y le hizo parte de su familia. Ambos aparecían en multitud de imágenes junto a Wanda, esposa y madre de los tres hijos de Maxi López en aquel momento, mostrando la gran afinidad que tenían. En una de las fotografías, la propia Wanda aparece poniéndole los cuernos con la mano a Maxi, en lo que parece una auténtica premonición.

Un día todo dio un vuelco. La modelo anunciaba en Twitter su ruptura con López en 2013: "Hasta acá llegó mi amor. Mi historia es sólo mía, puedo contar o no lo que a mí me parezca. Les aseguro que si supieran la historia nadie dudaría un segundo de mi decisión", escribió. Años después aseguró que Maxi le fue infiel en repetidas ocasiones, provocando el final de la relación.

Tras la noticia, Wanda e Icardi arrancaron su historia de amor, fruto de la cual nació en enero de 2015 Francesca y, un año después, Isabella. La pareja ha convertido las redes sociales en el escenario de su romance. En la red social comparten fotografías, algunas subidas de tono, declaraciones, pero también provocaciones dirigidas a Maxi.

En una ocasión, Icardi publicó una imagen conduciendo el volante mientras hacía el gesto de los cuernos con la mano. "¿Por qué Wanda me hace manejar así?, se preguntaba. Fue la 'vendetta' por algo que sucedió días antes cuando se enfrentaron con sus equipos en la Liga italiana. Mauro esperaba saludar a su amigo, con la mano levantada, pero Maxi le negó el saludo y se llevó las manos a sus partes.

López estaba profundamente enfadado con alguien al que había considerado su amigo y que le 'robó' a su gran amor. Además, su cabreo se acentuaba tras ver las imágenes de sus hijos con el matrimonio. Y es que Wanda e Icardi posan sin complejos como una familia feliz e incluso el delantero se ha tatuado el nombre de los hijos que tuvo su mujer con Maxi.

En Argentina, la historia ha llenado horas de televisión y páginas de revistas. Incluso se han inventado una palabra: "Icardear" o "hacer una icardeada". Hasta Diego Armando Maradona se pronunció al respecto cuando le preguntaron si convocaría a Icardi para jugar con la Selección albiceleste: "Para mí no existe. Después de lo que pasó, soy hincha de Maxi López. Esto no se hace, hermano. Darle de comer, hacerlo entrar en tu casa y que después haga eso. Los sin código para mí están muertos", dijo el fallecido exfutbolista, mostrando el sentir de parte del país. No obstante, con los años, la historia se va olvidando e Icardi ha podido volver a ponerse la camiseta de su Argentina.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin