Actualidad

Pablo Iglesias, el cuentacuentos: Blancanieves, El Gato con Botas y Caperucita (Roja, por supuesto)

La política le ha dejado un poso amargo por las derrotas electorales pero con un sueldo asegurado de más de 5.000 euros en su retiro dorado. Y tiene mucho tiempo libre. A sus 42 años, Pablo Iglesias, según nos desvela una fuente muy cercana al ex vicepresidente, se ha reciclado hasta convertirse en el cuentacuentos de la familia. Un narrador niñero, que deleita a sus tres hijos.

Los niños, Leo y Manuel, tienen tres añitos y la benjamina Aitana, dos. Ellos son los destinatarios de los nuevos "mítines" literarios de su padre, que les entretiene con relatos fantásticos e historias cargadas de realismo puro y duro. Caperucita (naturalmente, la Roja), la Cenicienta, y su madrastra autoritaria, los enanos bonachones de Blancanieves o el Gato con Botas son personajes a lo que recurre el cuentista.

Lea también - Exclusiva: la ruptura (o no) de Pablo Iglesias e Irene Montero, según la versión de miembros de Podemos

La Política permanece guardada en el baúl de los recuerdos. Más allá de que confirmen o desmientan la ruptura, lo que sí parece cierto, tal y como ya publicamos hace días en Informalia, es que Irene Montero y Pablo desean vender su chalet de Galapagar para trasladarse a una urbanización cerrada y muy vigilada de la zona norte de Madrid.

Estuvieron viendo una casa en Valdelagua, donde residen famosos como Rocío Carrasco y Fidel Albiac, Penélope Cruz, su hermana Mónica y su marido, Javier Bardem. No es probable que vuelva a Vallecas, su barrio de siempre, donde muchos recuerdan al Pablo Iglesias combativo contra los poderosos, esa "casta" que vivía en lujosos pisos y grandes chalets.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

das
A Favor
En Contra

y a quien le importa la vida de este mediocre??

Puntuación -3
#1
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Siempre se ha dedicado a contar cuentos; así que no se le dará mal.

No hay más que ver cuantos incautos se creían, y algunos aún se creen, esos cuentos sobre la casta, la vida sencilla, vivir en Vallecas, etc....

Puntuación 1
#2