Actualidad

Exclusiva: la ruptura (o no) de Pablo Iglesias e Irene Montero, según la versión de miembros de Podemos

El jueves amanecía con una noticia que llevaba semanas sonando en muchas redacciones: Pablo Iglesias e Irene Montero han roto tras cinco años juntos y tres hijos en común. Desde El Cierre Digital incluso aseguraban que habían vendido su casoplón de Galapagar por 660.000 euros, 45.000 euros más del precio por el que le compraron en 2018.

Informalia ha podido contactar con fuentes Podemos y aseguran que prefieren "guardar silencio sobre asuntos que atañen a la vida privada de sus miembros". Es decir, ni confirman ni desmienten la información.

Lea también - Pablo Iglesias, 50 días después del 4M: sin trabajo, sin coleta y ¿sin Irene Montero?

Hay que recordar que desde Informalia ya hablamos hace unas semanas con una funcionaria del Ministerio de Igualdad, muy cercana a Irene Montero, y nos contó que el nuevo look de Iglesias, sin coleta, no le gustaba nada a la madre de sus hijos: "A la jefa le gustaba más su novio con coleta que sin ella. Ahora dice que ha perdido un signo de identidad", nos dijo.

Este hermetismo en cuestiones amorosas contrasta con la actitud del propio Pablo Iglesias cuando hace cuatro años difundió a los cuatro vientos vía Facebook su ruptura con Tania Sánchez. En otras ocasiones miembros de Podemos sí han tomado la palabra para negar las noticias publicadas en prensa. La última fue Lilith Verstrynge., La hija del histírico delfín de Manuel Fraga en Alianza Popular y hoy ideólogo de izquierdas  respondió a los rumores de su supuesta amistad especial con Pablo: "Es una vergüenza", aseguró la joven, elegida número 9 en la lista de Iglesias las elecciones de la Comunidad de Madrid.

De confirmarse la ruptura, sería el punto y final de una relación que nació en 2017, cuando comenzaron a convivir juntos en un piso situado en la localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid. Un año después, llegó el terremoto mediático al comprar un gran chalet en Galapagar. En aquella ocasión no solo contaron una cuestión tan personal como la compra de una propiedad y una mudanza sino que Pablo e Irene sometieron a un "plebiscito" interno la compra de su polémico chalé.

Poco después nacieron sus primeros hijos, los mellizos Leo y Manuel, quienes llegaron al mundo tras solo 28 semanas de gestación, lo que provocó que tuvieran que permanecer hospitalizados durante mucho tiempo. Fueron días muy complicados para ambos, muy preocupados por la débil salud de los niños.

Por fortuna, los pequeños pudieron salir adelante y, un año después, Irene anunció que esperaban a su tercer retoño, una niña que se llama Aitana y que nació en agosto de 2019. Cuando están a punto de cumplirse dos años desde su llegada, parece que la relación de sus padres atraviesa una gravísima crisis que habría desembocado en la ruptura, una separación que desde Podemos prefieren ni desmentir ni confirmar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin