Actualidad

El funeral 'de Estado' de Raffaella Carrá: cortejo fúnebre, tres días de luto y misa televisada

La muerte de la artista italiana este lunes a los 78 años por un cáncer de pulmón ha conmocionado al mundo entero, pero muy especialmente a Italia, el país que la vio nacer. Por eso, y a pesar de que Raffaella Carrá deseaba un funeral sencillo, sus familiares y amigos han autorizado una despedida por todo lo alto: "Será el último gran espectáculo de Raffa", ha dicho su manager.

El homenaje del país a su diva durará tres días y comienza este miércoles, con la salida de los restos morales de Carrá de su domicilio con destino al Ayuntamiento. El recorrido es muy significativo, ya que el cortejo fúnebre hará varias paradas: la primera en el Auditorio Rai del Foro Itálico, la segunda en el centro de producción televisiva de la RAI, en vía Teulada, y en el Teatro delle Vittorie. La última parada será la Sala de la Promoteca en la plaza del Campidoglio, donde se establecerá la capilla ardiente, abierta al público desde las 18 horas hasta la medianoche.

Lea también: Un cáncer de pulmón, verdadera causa de la muerte de Raffaella Carrà

El jueves el 8 de julio, la sala permanecerá abierta para recibir a quien quiera dar el último adiós a la artista, desde las 8 de la mañana hasta las 12 y entre las 18 de la tarde y las 24 horas.

El viernes 9 de julio se celebrará un funeral en la iglesia de Santa María de Ara Coeli, situada en la misma plaza del Campidoglio, y será televisado. Los restos mortales de Carrá descansarán en un sencillo ataúd de madera cruda y será posteriormente incinerado, para que sus cenizas reposen en una urna, como era el deseo de la italiana. El que fuera su pareja, Sergio Iapino, ha hecho un llamamiento a los fans de todo el mundo para este momento: "Pido a todos sus fans, en Italia, en el mundo, en las iglesias de pequeños pueblos como en los de las grandes ciudades, que se reúnan a las 12 del mediodía de este viernes, para ofrecer a todos juntos el último saludo virtual a Raffaella".

Lea también - Los últimos deseos de Raffaella Carrá: un ataúd sin barnizar y un funeral íntimo

Raffaella Carrà falleció este lunes a los 78 años víctima de un cáncer de pulmón que le habían diagnosticado hacía apenas un año. Muy pocos sabían de su delicado estado de salud, pues ella así lo solicitó. Pasó sus últimos días sedada en la unidad del dolor de la Clínica del Rosario y acompañada por tres de las personas más importantes de su vida: Iapino y sus dos sobrinos, Matteo y Federica, hijos de su hermano fallecido en 2001.

Su representante, Luigi de Filippis, está destrozado: "Será un funeral a la altura de la grandeza de Raffa. La noticia de su muerte es casi más importante que la del Papa en Italia", ha dicho a La Razón.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin