Actualidad

Los príncipes Guillermo y Harry, cara a cara en la inauguración de la estatua de su madre, Lady Di

El momento más esperado por el príncipe Guillermo y su hermano Harry ha llegado. Los dos hijos del príncipe Carlos y Diana de Gales han aparcado sus diferencias por unas horas para rendirle homenaje a su madre, que este jueves 1 de julio hubiera cumplido 60 años. Así las cosas, se han vuelto a ver las caras en los jardines del Palacio de Kensington, donde se ha inaugurado la estatua en honor a la princesa de Gales.

Lea también - Lady Di hubiera cumplido 60 años: la única mujer capaz de unir al príncipe Harry y Guillermo de Inglaterra

Los dos han quitado la cortina que ocultaba la estatua y han escuchado la gran ovación dedicada a su madre. Después los hermanos han tenido unas emocionantes palabras: "Todos los días deseamos que ella todavía esté con nosotros, y nuestra esperanza es que esta estatua sea vista para siempre como un símbolo de su vida y su legado".

Ambos están realmente emocionados por lo que supone este día tan marcado: "Hoy, en lo que habría sido el cumpleaños número 60 de nuestra madre, recordamos su amor, fuerza y carácter, cualidades que la convirtieron en una fuerza para el bien en todo el mundo, cambiando innumerables vidas para mejor". 

Sabiendo que todas las miradas recaían sobre ellos, han tratado de transmitir una imagen de cordialidad de cara a la galería. Así las cosas, se han dedicado alguna que otra broma impregnada de risas y gestos cómplices. En la estatua no solo se ha 'inmortalizado' a Diana, también a los dos príncipes cuando eran unos niños. 

Un reencuentro muy esperado a raíz de las desavenencias entre el duque de Sussex y la corona británica, que no han hecho más que crecer tras el funeral de Felipe de Edimburgo el pasado mes de abril. Según trascendió, el marido de Meghan Markle tuvo una "fría acogida" por parte de sus familiares y también protagonizó un tenso encuentro con su hermano. La relación entre los dos se enfrío todavía más tras años distanciados. 

El príncipe Harry ha regresado de nuevo para esta cita y lo ha vuelto a hacer sin su esposa. La que fuera actriz de Suits se ha quedado en su mansión de catorce millones de dólares en California, cuidando de los pequeños Archie y Lilibet Diana, que nació el pasado 4 de junio. Precisamente, por el reciente nacimiento de su hija no ha regresado a Londres.  

Lea también - Harry, de rodríguez en Inglaterra por imposición de Meghan Markle: Tú a Londres y yo a California

Entre las ausencias también destacan la del príncipe Carlos y el resto de miembros reales, a excepción de Kate Middleton, que sí ha estado apoyando a su marido en este día tan especial y duro para él. Las restricciones del Covid-19 han impedido que estuvieran presentes todas las personas previstas. La reina Isabel, por su parte, se encuentra en Escocia cumpliendo con una serie de compromisos. Eso sí, no han faltado miembros de la familia Spencer.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin