Actualidad

La hija de Bill Gates presume de amor en París tras el sonado divorcio de sus padres

Jennifer Gates ha acaparado este miércoles todas las miradas en la ciudad del amor. La hija de Bill y Melinda Gates ha acompañado a su prometido, Nayel Nassar, un reputado jinete que participa estos días en la competición Longines Paris Eiffel Jumping. La joven, una más en el equipo de Nassar, ha seguido los saltos de su chico con verdadera admiración.

Jennifer anunció su compromiso en enero y celebró su despedida de soltera en Santa Bárbara a principios de este mes. La joven, graduada en Medicina por la universidad de Stanford, donde conoció a su chico, ha tenido que adaptar su gran día a las restricciones por la pandemia de coronavirus y aunque no disfrutará de la gran boda con la que soñaba desde pequeña, no ha querido posponer la fecha. "¡Estamos muy emocionados! Será íntimo y pequeño según las pautas de Covid", confesó hace unas semanas. Eso sí, Jennifer es muy celosa de su intimidad y no ha dado detalles sobre el acontecimiento: "Por razones de privacidad, compartiré más detalles después de que suceda".

Lea también: Melinda Gates era consciente de las aventuras extramatrimoniales de Bill Gates y lo consentía

La joven está volcada en sus estudios y se prepara para ser pediatra. Su vocación es tan exigente que ha dejado de lado una de sus grandes pasiones: la hípica. Su chico, de origen egipcio, es jinete profesional. Su relación no es fácil debido a los continuos viajes de él, pero siguen enamorados como el primer día: "Es muy importante abrir la mente e intentar fijar una fecha en el futuro para verse. Es bueno tener eso que esperar, ¡y me ayudó a sentirme positiva incluso cuando extrañé a mi pareja!", confesó ella.

Está claro que el polémico divorcio de sus padres, después de 27 años de matrimonio, no ha conseguido que Jennifer pierda la fe en el amor. Bill y Melinda Gates, que se separan tras 27 años de matrimonio y tres hijos en común, no tenían acuerdo prenupcial pero las cosas están bien atadas. El mismo día que anunciaron su divorcio, el dueño de Microsoft transfirió 1.800 millones de dólares en acciones a Melinda Gates (de AutoNation y Canadian National Railway, entre otras) y un día después, le transfirió 25 millones de acciones de Coca Cola y 155 millones del Grupo Televisa. Todo parece indicar que los Gates, con una fortuna de 130 mil millones de dólares, meditaron y prepararon con detalle este divorcio antes de hacerlo público. 

Lea también: Bill Gates reconoce la aventura con la empleada, pero niega que su marcha de Microsoft estuviera relacionada con este asunto

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin