Actualidad

Paloma Cuevas y Enrique Ponce no irán a juicio y su divorcio será de mutuo acuerdo

Un año después de la separación formal Enrique Ponce sigue sin firmar los papeles del divorcio, algo que ya hizo Paloma Cuevas. Sin embargo, la cordobesa y el de Chiva tienen claro "al cien por cien" que no irán a juicio y que alcanzarán "un punto de acuerdo", porque "un matrimonio maravilloso de tantos años se va a cerrar amistosamente", según explican fuentes muy cercanas a la hija de Victoriano Valencia. 

Lea también - El último gran desplante de Enrique Ponce a Paloma Cuevas: el torero toma una drástica decisión

También indican a este portal que el retraso en la firma del divorcio se debe en parte a las obligaciones de cada uno de los cónyuges, cuyas prioridades pasan por "atender los negocios y proyectos" que tienen en marcha uno y otra, y sus responsabilidades familiares; en el caso de Paloma Cuevas, a sus padres, cuyas edades exigen "una especial atención". 

Sin descartar la existencia de discrepancias por cuestiones materiales, aseguran que el dinero no es "ni de lejos, el problema", aunque es cierto que la crisis que atraviesa el sector taurino por la pandemia ha podido influir en la economía del matador valenciano, al margen de que haya decidido retirarse de los ruedos, y que ello le impediría llegar a cifras como las que se han llegado a publicar. 

Las fuentes consultadas guardan silencio sobre otros de los asuntos a los que alude este miércoles Diez Minutos. Según el semanario, la cordobesa no quiere que sus hijas conozcan todavía a la jovencísima novia de su padre, Ana Soria que  lleva más de un año con la estudiante de Derecho.

También es cierto que Paloma está meditando poner tierra de por medio, pensando en algunos destinos como Miami o Los Ángeles, junto a sus hijas, para alejarlas del foco mediático, que estudien fuera y  desconecten durante un año. Ya publicamos hace meses que ésa era la intención de Paloma. Pero tuvo que posponer esos planes por la pandemia y las dificultades que conllevaba viajar entonces.

Lea tambiénEnrique Ponce se retira "por tiempo indefinido" para disfrutar de la vida con Ana Soria

Paloma y Enrique se ven asiduamente, y hablan de manera constante, su relación es muy fluida y la fecha de la comunión de su hija pequeña nunca se ha fijado, a la espera de que los compromisos profesionales del diestro permitieran ubicar la celebración del sacramento. Por tanto, no se ha aplazado. Es ahora, con la retirada anunciada por el torero, cuando va a tener lugar la Comunión, que será en La Cetrina, la finca jienense de 904 hectáreas (entre la vivienda, la plaza de toros y el espacio para la ganadería) que el matrimonio posee en Navas de San Juan. Sin duda será un bonito día para la familia, empezando por la niña, pero también para sus padres y sus abuelos, la madre y el padre Paloma, Victoriano Valencia, que a los 88 años disfrutará de una de las alegrías de su vida.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin