Actualidad

Cospedal reconoce que se reunió con Villarejo: así es su matrimonio con "el hombre del mondongo", también imputado

La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha reconocido este martes, en su declaración como imputada ante el juez de la 'Operación Kitchen' que se reunió varias veces con el ex comisario José Manuel Villarejo en la sede de Génova, con la intención de que le contara lo que sabía sobre filtraciones a la prensa relacionadas con el PP y ella. No obstante ha negado que le hiciera encargo alguno, desmarcándose del presunto espionaje al ex tesorero Luis Bárcenas.

Lea tambiénCospedal y su marido, "el hombre del mondongo", imputados por el espionaje a Bárcenas

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, Cospedal ha admitido ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que su marido, el también imputado Ignacio López del Hierro, le presentó a Villarejo en 2009 como un policía en excedencia que dirigía una consultora importante, muy bien relacionada, que hacía labores de investigación.

Cospedal ha contado que se reunió con Villarejo en distintas ocasiones en el cuartel general de los 'populares'. En el primer encuentro estaba su marido, pero a partir de ahí las reuniones ya fueron solo entre ella y el comisario. Ninguna de esas citas constaba en su agenda oficial, un extremo que ha dicho desconocer. Además, se vieron fuera de la sede de Génova, al menos una vez en una cafetería.

Ha querido aclarar que nunca encomendó ninguna tarea a Villarejo, afirmando que su único propósito era que le transmitiera lo que supiera de las filtraciones a los medios de comunicación acerca del partido y de ella. No obstante, ha reprochado que la información que le proporcionó el comisario nunca fue útil, y que solía estar disponible ya en la prensa.

La ex secretaria general ha relatado que decidió contactar con Villarejo después de que el ya fallecido dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba dijera en una intervención parlamentaria en 2009 que lo escuchaba y oía todo, lo que la llevó a pensar que podía haber investigaciones relativas al PP.

Dado que no hubo encargos, ha razonado, tampoco hubo pagos. En concreto, se ha desvinculado de una anotación realizada por Villarejo en sus agendas personales el 6 de noviembre de 2013, meses después de que --de acuerdo con la instrucción-- ya hubiera comenzado 'Kitchen', en la que escribió: "Cospe muy preocupada 5 pagos 200", sugiriendo con ello la existencia de una contraprestación económica por sus servicios.

Lea tambiénMaría Dolores de Cospedal se queda sin trabajo tras su imputación en el caso Kitchen

Cospedal ha aseverado que no sabe nada de la 'Operación Kitchen', que se habría montado desde el Ministerio de Interior, con recursos policiales y fondos reservados, para espiar a Bárcenas y su familia con la finalidad de sustraerles la documentación comprometedora que pudieran guardar de la formación política y sus responsables para evitar que llegara a la Justicia.

El marido de Cospedal

El nombre del marido de Cospedal ya saltó a los medios en febrero de 2018 cuando fue bautizado como "el hombre del mondongo". Este curioso mote vino motivado por la declaración de Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, en el Congreso de los Diputados ante la comisión de investigación por el caso Gürtel, relacionado con la presunta financiación irregular del PP.

Allí se refirió al marido de la que fuera ministra de Defensa y secretaria general del PP: "He visto que hay dos nombres que salen nueve, diez y once veces (en los papeles de Bárcenas), que son el señor Ignacio López del Hierro, que es marido de la ministra Cospedal, y Ángel Piñeiro López... Figuran como atizantes, vienen aquí a soltar el mondongo y no vienen aquí a declarar". El lenguaje y el tono utilizado por este personaje tan pintoresco asaltaron desde ese momento las redes sociales, las radios y hasta algunos programas de televisión y ciertos telediarios.

Cospedal y López del Hierro se conocieron en 2004, en Estrasburgo, donde ella fue destinada cuando recuperó su puesto de abogada del Estado tras la derrota electoral del PP. Se casaron en 2009 en un cigarral de Toledo. Era la segunda vez que María Dolores se comprometía. La otra fue con José Félix Valdivieso-González y Bravo de Laguna, con quien se casó en 1995 y se separó 1998.

Dos años antes del "sí quiero" a López del Hierro, en 2007, la popular decidido ser madre en solitario y por fecundación in vitro, algo que sorprendió dado su marcado perfil católico. Sea como fuere, nació Ricardo de Cospedal, su único hijo.

El empresario trata al hijo de su mujer como si fuese propio. Tiene maña con los niños. No en vano es abuelo. Los tres hijos que tuvo de su primer matrimonio con Inés D'Aubarède Payak ya le han dado varios nietos.

El hombre del "mondongo" atesora una impresionante carrera profesional. Fue consejero en Iberdrola y ha llegado a acumular hasta cuarenta puestos directivos. Ha sido consejero de Metrovacesa, de Avanzit, de Gecina, y del banco LincoIn International, además de vicepresidente en la constructora Bami. También formó parte del consejo de la Corporación Industrial de Caja Castilla-La Mancha, intervenida por el Banco de España, y posteriormente integrada en Liberbank.

Su nombre ha sonado de refilón en muchos escándalos. Como se recordará, Ignacio González le contó a su hermano Pablo en una conversación grabada por la Guardia Civil en el marco de la operación Lezo que el marido de Cospedal "cobra de 27.000 sitios". Y sin embargo, "ningún juzgado le ha investigado, por ahora, en ninguna trama mafiosa, o en presuntos delitos de pertenencia a banda criminal, cohecho, prevaricación, fraude a la administración, falsificación documental, corrupción en los negocios o blanqueo de capitales, como sí están imputados muchos de los políticos y empresarios que florecen en algunos de los papeles donde el compañero de la secretaria general del PP también está referenciado", según decía el Bigotes.

Este miércoles 30 de junio él también tendrá que declarar como imputado en el caso Kitchen. Su mujer lo hará un día antes. A ella el juez le atribuye tres presuntos delitos: cohecho, malversación y tráfico de influencias.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin