Actualidad

Claudia, la actual esposa de Manolo Santana: ¿la culpable del distanciamiento entre el ex tenista y su hija Alba?

Tras la muerte de Mila Ximénez muchas miradas recaen en Manolo Santana (83), que todavía no se habría enterado del fallecimiento de su ex esposa, víctima del cáncer a los 69 años. El ex tenista, cuyo estado de salud ha sido motivo de especulaciones en los últimos meses, cuenta en casa con el apoyo de Claudia Rodríguez, su cuarta mujer. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce.

Lea tambiénManolo Santana no sabe que Mila Ximénez ha muerto

Manolo y Claudia, casados desde 2013, llevan desde comienzos de los 2000 juntos. La colombiana es la cuarta esposa del deportista después de que contrajera matrimonio con María Fernanda González Dopeso, madre de sus tres hijos mayores (Manuel, Beatriz y Borja), con Mila Ximénez, con la que tuvo a su hija Alba, y con Otti Glanzelius. 

Claudia ha sido, además, la encargada de aclarar a los medios la situación de su marido en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, en enero de este año, aseguró a Informalia: "Va lento algunas veces, tanto al hablar como al moverse, pero haciendo más o menos su vida normal, y activo. Es cierto que se le ve deteriorado, lo normal a su edad, pero no tiene sentido hablar de gravedad".

Los rumores sobre la salud del dos veces campeón del Roland Garros aparecen de vez en cuando, al mismo tiempo que son desmentidos a continuación por ella, aunque nunca personalmente por el que fue el primer tenista español en proclamarse número 1 del mundo.

Santana vive sobreprotegido, aislado o incomunicado, según diversas opiniones, por esta colombiana con la que contrajo matrimonio en 2013. Lo que parece evidente, es que Claudia controla la agenda de su marido, maneja su fortuna y sus negocios y de algún modo le ha aislado de muchos de sus amigos y de sus hijos. 

Una situación de la que no se quedó al margen Alba. Los ataques en público de Mila Ximénez a la nueva mujer de Santana y a quien había sido su marido y las duras respuestas de Claudia a la periodista sevillana no hicieron más que alejar a Manolo Santana de su hija menor.

En las vacaciones de verano de estos años, incluidas las de 2020, el último que pasaron Mila Ximénez, ya enferma, su hija y sus nietos en un chalé que alquilaron en Marbella, no hubo contacto entre padre e hija. Hasta el punto que los niños de Alba se inscribieron en clases de tenis, en una escuela que no era la que tiene su padre en aquella localidad. Hay gente en Marbella que responsabiliza a Claudia del alejamiento de Manolo Santana, no solo de su propia hija, sino de amigos y personas antes cercanas.

Lea también - Claudia Rodríguez, la mujer de Manolo Santana, habla de Mila Ximénez: "Tiene ganas de hacer daño"

Claudia ha puesto a gente de su propia familia a cargo del club de tenis de su marido y parece que muchas de las propiedades de Santana están ahora a nombre de los familiares de la colombiana.

En sus últimas apariciones en público, el campeón de Wimbledon aparecía lento de movimientos, ausente y con dificultades para hablar. Mientras su mujer asegura que nada de eso es cierto y afirma que a sus 83 años está en plena forma, otros hablan de una fuerte medicación o hasta de algún tipo de "brujería extraña" para limitar sus capacidades.

Lea también - Alba Santana, en el último adiós a su madre, Mila Ximénez: "Espero seguir haciéndola sentir orgullosa el resto de mi vida"

Habladurías. Pero la realidad es que Manolo Santana no tiene apenas relación con la hija que tanto quería y que pasó con él la mayor parte de su infancia y adolescencia. Alba solo tiene ahora a su marido, sus hijos y los hermanos de su madre. En uno de sus más duros ataques a Manolo Santana, cuando se hablaba de sus problemas de salud, Mila Ximénez lanzó este dardo envenenado: "Para mí no es ninguna pena, espero que se muera antes que yo, porque es tan mala persona que todavía me voy yo antes, pero espero que sea al revés". No ha sido así. Mila se ha ido antes que el padre de su hija, dejando a Alba doblemente huérfana.

Tras este dardo de Mila en enero de este año, Claudia aseguró a La Razón que la periodista tenía "ganas de hacer daño" y que hablaba contra el campeón de Wimbledon porque "debe de aburrirse mucho y no tiene nada que hacer. Todo lo que venga de ella no existe para nosotros".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

La verdad es que Manolo Santana no tuvo buen ojo para elegir a sus mujeres.....

Puntuación 6
#1