Actualidad

El asesino de Mila Ximénez: más de medio siglo fumando sin parar

La nicotina y el humo fueron sus fieles enemigos, compañero de vida de Mila Ximénez durante el último medio siglo. Su adición el tabaco no cesó ni cuando a mediados del 2020 le diagnosticaron un cáncer de pulmón. En septiembre de ese año, los reporteros la sorprendieron fumando en una terraza madrileña. Y esa adición le ha conducido a la muerte.

Era tan fuerte la dependencia del tabaco que hasta aprovechaba los descansos en su programa para ausentarse del plató y fumarse un cigarrillo. Y si no lo tenía, inmediatamente se lo pedía a cualquier compañero.

Lea también - El último deseo de Mila Ximénez: será incinerada y sus cenizas se las lleva su hija Alba a Ámsterdam

En las noches fiesteras de Marbella, cuando aún estaba casada con el tenista Manolo Santana, no era difícil encontrarse con ella con un cigarro en la mano. Imposible dejarlo.

Quiso abandonar el tabaquismo muchas veces, pero fue una misión sin éxito. Erre que erre, la adición formaba parte de su vida, fumaba, como diría un castizo, como una carretera. Los paquetes que consumía eran de rubio americano, presumía de que, a veces, se lo traían de Canarias y le salía a muy buen precio. Era tozuda hasta para esto, no hacía caso a los que le recomendaban que abandonara un hábito tan poco recomendable.

Lea también - Alba Santana, rota de dolor, acude al tanatorio para despedir a su madre, Mila Ximénez: la profunda tristeza de la familia

Las estadísticas no mienten, un informe reciente indica que "el tabaco mata hasta la mitad de las personas que lo consumen. Cada año más de ocho millones de personas fallecen por causa del tabaco". La última conocida ha sido Mila.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Cibeles
A Favor
En Contra

A pesar de saber que el tabaco es lo peor, no ha sido nada afortunado su articulo. De verdad...

Puntuación 2
#1