Actualidad

Meghan Markle se prepara para un "enfrentamiento brutal" contra Buckingham por los empleados que la acusaron de acoso

Las aguas no bajan calmadas en la corona británica. Horas después de conocer que el Palacio de Buckingham prolonga la investigación contra Meghan Markle por acoso laboral, ha trascendido que la mujer del príncipe Harry no está dispuesta a tirar la toalla. Así las cosas, continuará defendiendo su verdad para acallar a los empleados que la acusan. Algo que puede provocar otro "enfrentamiento brutal" entre la duquesa y la corona.

Lea también - Meghan Markle, acusada de acoso por el staff de Kensington: "Es cruel y manipuladora. Era frecuente ver a gente llorando"

Hay que recordar que en marzo, a través del diario The Times, varios empleados de alto nivel del Palacio de Kensington la acusaron de intimidar a su personal. Incluso contaron que ella le exigió al Palacio de Buckingham que le entregara "punto por punto" un desglose en el que aparecieran reflejadas las acusaciones contra ella. 

Fuentes cercanas aseguran a The Mirror que la duquesa permanece "inflexible", asegurando que "el personal no estaba a la altura de su trabajo". De esta forma, desvelan que la que fuera actriz de Suits emitirá una "refutación completa" acerca de las acusaciones de los ex empleados.

Por otro lado, las mismas fuentes confirman al mencionado tabloide que la duquesa todavía no ha sido entrevista de forma formal sobre este asunto. No obstante, la investigación continúa y ambas partes van camino de un "enfrentamiento brutal": "La sensación es que esto se dirige a un enfrentamiento brutal entre la duquesa de Sussex, quien se entiende que está impugnando todas las acusaciones etiquetadas en su contra". 

Señalan que "al menos diez" ex empleados están "haciendo cola" para esclarecer los hechos y contribuir en la investigación abierta contra la cuñada de Guillermo de Inglaterra

Los resultados de esta investigación estaban previstos para esta misma semana en el informe anual de Sovereign Grant de la familia real, sin embargo The Times desveló este lunes que se podría retrasar hasta 2022 porque la investigación sigue "en curso": "El Palacio está tomando todas y cada una de las acusaciones muy en serio y quiere llegar a la verdad del asunto y asegurarse de que quienes hablan merezcan ser escuchados", añaden las fuentes. Hay que recordar que la investigación se está llevando a cabo por un despacho de abogados independiente. 

Lea tambiénMeghan Markle no acompañará al príncipe Harry en el homenaje a Lady Di en Londres

Pese a todo, "Meghan está convencida de que el personal no estaba a la altura de su trabajo y no podía lidiar con la presión de trabajar para ella y comprender cómo quería que funcionaran las cosas". No es la primera vez que la madre de Archie y Lilibet se enfrenta a acusaciones de este calibre. Jason Knauf, el que fuera secretario de comunicaciones de Meghan y Harry, en octubre de 2018, denunció que estaba bajo presión de ella. 

La denuncia de Knauf no tuvo éxito porque Harry "le rogó que no siguiera adelante con el caso", señaló uno de los afectados a The Times. Uno de los portavoces de los duques de Sussex negó en su momento estas informaciones, descritas como "engañosas y dañinas". Además, contó que "la duquesa está entristecida por este último ataque contra ella"

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carmen
A Favor
En Contra

Puede que la chica sea exigente y perfeccionista a lo mejor, pero me da que aquí tiene más razón ella después de leer que los empleados estaban disgustados de que la Reina quisiera cambiar de palacio por Navidades, porque a ellos les obligaba a guardar cuarentena.

Puntuación -1
#1