Actualidad

La princesa Latifa, hija 'secuestrada' del emir de Dubái, fotografiada en Madrid

La princesa Sheikha Latifa de Dubai (35), hija del jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, ha sido fotografiada en Madrid un mes después de que varios amigos compartieran tres imágenes junto a ella en Dubái, mostrando que se encontraba con vida tras estar retenida contra su voluntad varios años.

En las instantáneas, la princesa Latifa posaba junto a otras personas de su círculo cercano haciendo vida normal en su país. En una de las instantáneas, se aprecia al fondo un cartel de una película que se estrenó el 13 de mayo, lo que probaría que se tomó recientemente. Las fotos han sido subidas a Instagram por sus acompañantes, con permiso de las autoridades árabes, presionadas por la ONU, que llevaba varios meses solicitando pruebas de que estaba con vida.

Este mismo fin de semana, una nueva foto de Latifa ha sido publicada en Instagram. En la misma, aparece en el aeropuerto de Barajas de Madrid junto a una de las acompañantes de sus tres fotos anteriores. En el pie de foto, una amiga escribe: "Grandes vacaciones europeas con Latifa ¡Nos divertimos explorando!", junto a una cara sonriente. Preguntada en los comentarios sobre el estado de la princesa, la mujer responde "ella está genial" y una mano con el pulgar hacia arriba.

La vida de la princesa 'secuestrada' es todo un misterio desde 2018, cuando trató de escapar de su familia e intentó huir de los Emiratos Árabes Unidos, en un plan de fuga en el que colaboró el empresario francés Hervé Jaubert y su amiga Tiina Jauhiainen. Sin embargo, el barco en el que viajaban fue asaltado por comandos especiales y la princesa fue llevada de nuevo a su país.

Ya en febrero de 2021, Latifa publicó una serie de vídeos grabados en secreto desde la fortaleza en la que se encontraba retenida. Estos vídeos provocaron que el departamento de la ONU sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias iniciara una investigación sobre su caso. En los clips, relataba la pesadilla que está viviendo.

"Estoy grabando este vídeo desde un baño, porque es la única habitación con una puerta que puedo bloquear. (...) Soy una rehén y esta villa se ha convertido en una cárcel. Todas las ventanas están cerradas con rejas, no puedo abrir ninguna", decía.

"Estoy grabando este vídeo desde un baño, porque es la única habitación con una puerta que puedo bloquear. (...) Soy una rehén y esta villa se ha convertido en una cárcel. Todas las ventanas están cerradas con rejas, no puedo abrir ninguna", decía. "Todos los días estoy preocupada por mi seguridad y por mi vida. No sé si voy a sobrevivir a esta situación", alegaba la princesa, que aseguraba que cinco policías vigilaban la mansión desde el exterior.

La hija del emir de Dubái grabó mensajes de este tipo "durante varios meses" en secreto, pero las comunicaciones "se detuvieron", según alertó la BBC. Ahora por fin se confirma que está vida y que ha visitado Madrid durante su tour por Europa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin