Actualidad

Jean-Claude Van Damme prepara su mudanza a Ibiza para huir de sus problemas con el fisco de EEUU

A sus 60 años, Jean-Claude Van Damme ha decidido dar un giro radical a su vida tras muchos años de problemas con el fisco de Estados Unidos. Los excesos del actor y su adicción ya superada a las drogas le dejaron en una situación económica muy complicada. Según él mismo contó, llegó a gastar 10.000 dólares a la semana, el equivalente a 10 gramos consumidos al día.

Las deudas que fue acumulando se unieron al amargo divorcio de su tercera mujer, Darcy LaPier, que le denunció por golpearle en sus implantes de silicona, obligándole a someterse a una cirugía. Van Damme se defendió asegurando que si la hubiese agredido, la habría matado. Su divorcio de 1997 fue histórico, ya que se le impuso al actor una indemnización de 100.000 euros al mes.

Ahora, tras dos décadas de escándalos y problemas económicos, el protagonista de Timecop planea mudarse a Ibiza, según cuenta un amigo personal suyo a La Razón: "Quiere instalarse definitivamente en nuestro país. Tiene casa en las Baleares y su intención es trabajar en Europa, con las islas como centro de operaciones", cuenta.

Van Damme, de origen belga, siente una gran pasión por nuestro país: "Es un enamorado de España y de la isla pitiusa, y viene todos los años a disfrutar de su enorme apartamento en compañía de alguno de sus hijos. Tiene tres de dos mujeres diferentes, Blanca Bree, Nicholas y Kristopher", alega la misma fuente.

En la actualidad, Jean es feliz junto a la culturista Gladys Portugues, con quien se casó en 1987 y se divorció en 1992. Tras su matrimonio de tres años (1994-1997) con Darcy, madre de uno de sus tres hijos, volvió a dar el "sí quiero" a Gladys en 1999. Junto a ella tiene sus otros dos hijos. En 2015, hubo otro amago de divorcio, pero la relación se recondujo y planean juntos instalarse en Ibiza en los próximos meses.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin