Actualidad

Kiko Rivera ajusta cuentas con su prima Anabel: "No estás a la altura, tú no me quieres"

Kiko Rivera se ha sentado este viernes en el Deluxe para hablar de su madre, Isabel Pantoja, y también de su prima, Anabel, la tercera en discordia. El DJ está dolido con ella por no haberse posicionado en el conflicto familiar: "Ella dice que soy su hermano, pero las palabras se las lleva el viento, ¡demuéstramelo! ¿Cómo cree que me siento yo después de lo que ha hecho mi madre y mi tito y ella sin decir nada?".

"Yo no voy a dejar de quererla ni de hablar, pero mi relación no será jamás la misma. Y me da pena porque es buena persona, entiendo que ella no debe pasarlo bien pero hay que tener personalidad. Mira por su bienestar, ella debería posicionarse pero pondría en riesgo su relación con mi madre y mi tío".

Lea también - Kiko Rivera organiza la comunión de su hijo en Sevilla: "Invitaré a mi madre"

Kiko está muy molesto por la reacción de Anabel a la comunión de Francisquito: "Con lo que yo tengo, ¿te crees que puedo estar pensando en si es o no la madrina de mi hijo? Si yo la llamé y le expliqué lo que pasaba. No me la líes, coño. No me montes un drama por eso, es ridículo". Continúa: "He llegado a la conclusión de que no le puedo contar nada, luego se mete con Rafa Mora, pero él jamás me la ha liado, nunca me ha jodido y eso que le he puesto a prueba". Y añade: "Este drama es muy Pantoja, seguro que le comió la cabeza mi madre. Si quiere llorar que me llame y lloramos juntos, pero no me la líes, que las cosas entre padres separados son muy difíciles".

"Prima, no estás a la altura"

Anabel ha llegado al plató y ha tenido un cara a cara con Kiko, que se ha quedado a gusto: "Me siento solo, te he necesitado y no estás, no me quieres escuchar, te he ofrecido venir a mi casa a ver los documentos que tengo para que veas lo que me han hecho y no has querido. Si tú ves todo eso y sigues sin posicionarte conmigo, es que tú no me quieres ni me has querido nunca".

Ella, al borde de las lágrimas, ha sido clara: "Yo veo los documentos que quieras, pero no voy a cambiar mi manera de pensar ni mi relación con ellos. Es un problema vuestro, yo no me quiero meter. A mí no me ha calentado nadie, tu madre no me ha dicho nada, te juro que no he hablado con tu madre de la comunión del niño".

Él, incrédulo, le ha dicho: "¿A ti no te han llamado nunca para cantarte las cuarenta? ¡Venga hombre! Sabemos cómo son las cosas y tú solo miras por ti, que es lo que voy a hacer yo. No estás a la altura, Anabel".

Ella, tratando de evitar las lágrimas, ha perdido los nervios ante las declaraciones de su primo. Anabel ha abandonado el plató y ha acusado al programa de haberla obligado a sentarse con Kiko: "No quiero problemas y no me voy a quedar aquí para que me juzgue todo el mundo. Si alguien me tiene que juzgar que sea mi primo, que es mi sangre".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin