Actualidad

José Antonio León, el reportero estrella de Sálvame, se casa este sábado: así es Rocío, el amor de su vida

José Antonio León cuenta las horas para contraer matrimonio este sábado con su novia, Rocío Madrid. Ambos llevan más de un año planeando el enlace, que se ha visto modificado en varias ocasiones por culpa de la pandemia. La última vez, hace unos días, según contó el propio reportero estrella de Sálvame: "Había hasta cinco (bodas) distintas preparadas y la última modificación la hice anteayer", dijo.

En una de esas opciones, "Rocío y yo nos íbamos a ir a comer solos. Íbamos a ir a comer los dos juntitos, la familia no tenía ningún tipo de celebración", explicó. Finalmente, sus familiares y amigos sí estarán en el enlace y en la posterior celebración.

"Vamos a tener una fiesta preboda para todos los amigos invitados y luego vamos a tener un banquete para la familia y los amigos que considero familia", contaba el reportero, que estará acompañado en su gran día por varios compañeros de plató como Paz Padilla y algunos tertulianos.

Será un día feliz en el que José Antonio dará el "sí, quiero" a Rocío, nacida en La Palma del Condado (Huelva), pero con residencia en Sevilla, al igual que el reportero. Es abogada de profesión, aunque hubo un tiempo en el que le cogió el gustillo a lo de ser bloguera hasta llegar a alcanzar más de 20.000 seguidores en su perfil de Instagram.

José Antonio y Rocío presumen de amor en Instagram, donde se dedican a menudo bonitas publicaciones en las que muestran algunos momentos íntimos de su vida de pareja. También se han tatuado a la vez las letras "mi J" y "mi R".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.