Actualidad

Enrique Ponce y Paloma Cuevas retrasan la Comunión de su hija: el motivo por el que aún no habrá reencuentro

Enrique Ponce y Paloma Cuevas han retrasado la Comunión de su hija pequeña, Bianca, que se iba a celebrar en los próximos días. La decisión ha sido tomada por la cordobesa, quien está muy preocupada por la salud de sus padres, ya mayores, y pretende que la fiesta se celebre con las máximas garantías sanitarias respecto al Covid-19.

Paloma desea una celebración emotiva y a lo grande, pero siempre segura contra el coronavirus, según cuenta El Español. La todavía mujer del diestro quiere proteger al máximo a su padre, Victoriano Valencia, de 88 años, que tuvo un percance que lo llevó al hospital hace unas semanas.

Aunque se recuperó bien, lo cierto es que Cuevas no quiere correr ningún tipo de riesgo. Por ello, pretende que la celebración tenga lugar cuando el calendario de vacunación de la mayoría de los invitados esté asegurado. Esto es, cuando una gran parte sean inmunes. La fecha sería entre "finales de junio y principios de julio", aseguran fuentes cercanas a la familia al medio.

"No hay prisa", insisten al hablar sobre la Comunión, que se celebrará en la finca Cetrina, propiedad del diestro ubicada en Navas de San Juan (Jaén). Ante este especial momento, Enrique y Paloma mantienen "mucha más comunicación y cordialidad" de lo que algunos creen. Eso sí, el retraso de la firma del divorcio ha complicado un poco las cosas. Aún no hay acuerdo, aunque esta cuestión no tiene nada que ver con el aplazamiento de la Comunión.

Lea también - Enrique Ponce prepara dos sorpresas para la Comunión de su hija: reencuentro con Paloma Cuevas entre música y vaquillas

Una vez pueda celebrarse el acto festivo, Ponce tiene preparadas dos especiales sorpresas para su hija. Según contó La Razón, Enrique tiene la idea de poner una especie de escenario en el que se subirá para deleitar a los presentes con su voz al cantar unos boleros. Hay que recordar que el matador de toros está a la espera de lanzar un disco de duetos con cantantes famosos.

La segunda sorpresa tiene que ver con su profesión. Y es que Ponce también lidiará unas vaquillas ante su todavía mujer, sus dos hijas, Bianca y Paloma, y el resto de invitados, entre los que destacan los duques de Anjou, Margarita Vargas y Luis Alfonso de Borbón, que irán junto a sus hijas. Quien no estará será Ana Soria, novia del torero. Será el colofón de un día de fiesta que Paloma también está preparando a conciencia, con la idea de que sea una burbuja en la que no entre el virus.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin