Actualidad

El casoplón de Pau Donés, sin comprador un año después de su muerte: sigue a la venta por 2,3 millones de euros

Se cumple un año de la muerte de Pau Donés y la casa que puso en venta antes de fallecer, en la que pasó sus últimos días, sigue sin tener comprador. La vivienda, situada en el Valle de Aran, fue adquirida por el cantante en el año 2000 y, 20 años después, salió al mercado por 2,3 millones de euros, precio que no se ha modificado.

Lea también - "Vivir es urgente": el legado de Pau Donés un año después de su muerte

La familia no quiere rebajar la cantidad, conscientes de las excelentes condiciones que presenta y la gran inversión que hizo el artista al comprar la propiedad. Y es que Donés realizó una enorme reforma para transformar las tres cuadras destinadas al ganado y a guardar productos agrícolas que había por aquel entonces en tres magníficas construcciones: una residencia principal, de 341 metros cuadrados, otra de invitados (229 m2) y una tercera casa 'de servicio', con gimnasio, sauna y estudio de grabación (256 m2). Además, también construyó un garaje para varios coches (89 m2).

Las viviendas, que ocupan un total de 912 construidos, están edificadas sobre una parcela de 6.000 metros cuadrados. La propiedad de Donés, asimismo, tiene una situación privilegiada, ya que está situada en Betlan, un pueblo a cinco minutos de Vielha, en la provincia de Lleida. También está muy cerca de las pistas de esquí de Baqueira Beret.

La residencia principal, realizada en piedra y madera, se caracteriza por los espacios abiertos en todas sus habitaciones. El ejemplo claro del estilo de la casa es el dormitorio principal, muy amplio y luminoso, gracias al gran ventanal, y con una bañera que convierte el espacio en tipo suite. Varias estancias de la casa tienen chimenea, también el dormitorio.

Aunque se trata de una casa rústica, en algunos espacios como la cocina destacan varios muebles que dotan de modernidad a la vivienda, así como las encimeras de acero. El techo abuhardillado hace aun más especial la propiedad. En total, dispone de salones, cocina, siete dormitorios y seis baños. La mayoría de las habitaciones tienen vistas al valle.

En la parcela de 6.000 metros cuadrados también hay una residencia de invitados, en la que predominan los espacios abiertos y tiene zona de gimnasio con sauna. Por si fuera poco, hay una tercera construcción 'de servicio', donde se encuentra el estudio de grabación en el que el intérprete de La Flaca pasó tantas y tantas horas.

En el amplio jardín de la parcela hay detalles que podrían enamorar a cualquiera que desee comprarla como una casita hecha en un árbol. Por el momento, parece que no ha cautivado a nadie que pueda adquirirla.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments