Actualidad

'Vivir es urgente': el legado de Pau Donés un año después de su muerte

Este miércoles se cumple el primer año de la muerte de Pau Donés. El vocalista de Jarabe de Palo falleció a los 53 años a causa de un cáncer de colon contra el que luchó siempre con fuerza y una sonrisa. Sus amigos han querido recordarle con uno de sus lemas, Vivir es urgente, a través de unas camisetas solidarias con las que impulsan la investigación oncológica.

La iniciativa se puso en marcha gracias al hermano de Donés, Marc, y la fundación CRIS, y se llama 'La camiseta de Pau': "Habla del miedo, y de cómo perderlo. Habla de golpes, y de cómo encajarlos. Pero, sobre todo, habla de la vida. De cómo vivirla. Esta camiseta era de Pau. Ahora es de todos", explica la web.

'Vivir es Urgente' es el lema que ha rescatado Marc Donés de un diseño que hizo antes de un concierto y sobre el que ha añadido que "como si de una buena canción se tratara, Pau había sido capaz de concentrar en una sencilla frase todo su legado". Además, en la presentación de esta camiseta de CRIS contra el cáncer, su directora Marta Cardona ha reconocido que "hemos querido apoyar esta acción porque Pau Donés fue un ejemplo de vida y compartimos su mensaje de afrontar el cáncer desde el lado de la vida, disfrutando del presente y viviendo cada día con pasión e ilusión". Y ha añadido: "Pau decía que dedicaba al cáncer 5 minutos al día y el resto a vivir. Mientras, necesitamos que los investigadores tengan los recursos necesarios para mejorar los tratamientos y curar el cáncer".

Lea también: Pau Donés hace historia después de la muerte: el hito del cantante catalán

Pau Gasol, Antonio Orozco, Luz Casal, Dani Rovira, Andreu Buenafuente, Carles Puyol o Dani Martín ya la han lucido para recordar y rendir homenaje a su amigo.

"El cáncer me matará, pero ahora no me viene bien"

El cáncer le fue diagnosticado en agosto de 2015. Pasó varias veces por quirófano y soportó numerosos ciclos de quimioterapia. Habló abiertamente de su enfermedad y nunca ocultó que la cosa pintaba complicada. En los últimos meses, rechazó el tratamiento y pidió cumplir su deseo: despedirse de la vida desde su casa del Val d'Arán, donde la montaña le dio la paz que necesitaba para marcharse. Estuvo acompañado por su familia, especialmente por su hija Sara, de 17 años, a la que consideraba el gran amor de su vida y llevaba tatuada en los dedos: "La quiero con locura, me ha enseñado a querer y a saber decir 'te quiero".

En 2018 tuvo una recaída y se retiró para disfrutar de ella: "Me voy, no quiero perderme la adolescencia de mi hija", anunció entonces. Se marcharon juntos a California para recuperar todo el tiempo perdido. "Me perdí la infancia de mi hija. El año que nació estuve dos meses en casa. Ahora nos hemos vuelto a encontrar. Estoy encantado de poder empezar a vivir con ella", contó. "Cuando Sara nació yo me fui de casa, me fui de gira ocho o nueve meses seguidos. Intenté dar mucha calidad al tiempo que le he dispensado, pero ha sido muy poco", se lamentó Pau, al mismo tiempo que confesaba: "Ella es el gran amor de mi vida". 

Lea también - Sara, la hija de 16 años que deja Pau Donés: así es el gran amor de su vida

Poco antes de su muerte, Donés lanzó su última canción, Eso que tú me das, un homenaje a Sara, que participó en el videoclip.

Una herencia millonaria y un mensaje eterno

El vocalista de La Flaca, Agua, Bonito o Depende dejó una generosa herencia para ella: una parte de su productora, Tronco Records, una empresa dedicada a la compra venta de bienes raíces en España, Casa Alena Bichos y Verduras, además de varios bienes inmuebles: una casa en Formentera, otra en Barcelona y una en Montanuy, Huesca, su lugar de nacimiento.

Lea también: Así es la impresionante casa que Pau Donés puso en venta por 2,3 millones de euros antes de morir

Pero, sin duda, la mejor herencia que dejó Donés, a su familia y a todos los que le conocían y admiraban, fueron sus ganas de vivir. En sus últimos días de vida, concedió una extensa entrevista a Jordi Évole: "¿Por qué no me puedo quedar más a disfrutar de todo esto? Eso me pone triste. Pienso, hostias, si en vez de irme el mes que viene me fuera el año que viene. Cuando sabes que el tiempo es corto, el tiempo te hace muy feliz". A él les desveló sus mayores temores: "Lo que más me preocupa ahora es no sufrir". Y reflexionó sobre sus 53 años: "Mi vida ha sido un auténtico privilegio. Gracias a todos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin