Actualidad

Isabel II le tiende la mano al príncipe Harry y organiza una comida de reconciliación la próxima semana en Windsor

La reina Isabel II ha estrechado lazos con el príncipe Harry y Meghan Markle tras el nacimiento de su hija Lilibet Diana, cuyo nombre es un homenaje a ella y a Lady Di. La próxima semana, Harry se trasladará a Reino Unido para la inauguración de una estatua en honor a Diana de Gales y este viaje parece ser el momento ideal para la reconciliación familiar.

Una fuente cercana al palacio ha contado al Daily Mail que la Reina ha invitado a su nieto a un almuerzo en el Castillo de Windsor para firmar la paz tras los últimos ataques del propio Harry, quien ha vuelto a cargar contra la Familia Real durante sus últimas entrevistas en Estados Unidos.

"Es un gesto típicamente magnánimo de Su Majestad", asegura el informante al medio británico. "El almuerzo será una oportunidad para que hablen sobre sus cosas", alega. Esta comida no contará con la asistencia de Meghan, quien se quedará en tierras americanas con la recién nacida Lilibet y su hijo de dos años, Archie.

Lea también - Nuevos documentos dan la razón a Meghan Markle en sus acusaciones de racismo: así sale del paso Isabel II

De concretarse la cita, será la primera vez que Harry se reúna con su abuela en privado en más de un año. El príncipe ya vio a la Reina durante el funeral de su abuelo, Felipe de Edimburgo, pero tan solo intercambiaron unas palabras al aire libre junto con otros miembros de la familia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin