Actualidad

Nuevos documentos dan la razón a Meghan Markle en sus acusaciones de racismo: así 'sale del paso' Isabel II

Han salido a la luz informaciones esclarecedoras que dan la razón a Meghan Markle y al príncipe Harry acerca del supuesto racismo en la corona británica. Hay que recordar que en su entrevista con Oprah Winfrey, los duques de Sussex incluso llegaron a asegurar que se cuestionó el color de piel de su hijo Archie antes de que naciera.

Lea también - El último problema de Harry y Meghan Markle: encuentran restos humanos cerca de su casa

Esta semana The Guardian ha publicado una minuciosa investigación acerca del racismo en Buckingham Palace. Así las cosas, han llegado hasta un documento perteneciente a 1968 en el que se eximió a la reina Isabel de cumplir una ley contra el racismo.

Concretamente, la de prohibir la discriminación a personas racializadas en el trabajo. Al no estar aplicada esta ley en la monarquía, ningún empleado que se enfrente a un problema de racismo puede denunciar sus quejas en un tribunal.

Un funcionario de la familia real, que no ha desvelado su identidad, ha confesado cómo fue su conversación con lord Tyron, asesor de la reina por aquel entonces. Le habría asegurado que la corona no acostumbraba a contratar "a inmigrantes de color o a extranjeros" para puestos de oficina o administrativos, solo para "los trabajos domésticos". Por este motivo, la institución no quería, según explica citado medio, aplicar esta ley.

Lea también - Isabel II organiza una megafiesta: Harry y Meghan Markle, obligados a asistir

Este documento al que han tenido acceso está enmarcado en otro conjunto de vetos para eximir a la monarca de cumplir ciertas leyes por su calidad de Jefa de Estado, que siguen en vigor actualmente. Todos fueron negociados por la familia real británica. 

Tal es el revuelo que se ha formado que la corona británica se ha visto obligada a salir del paso mediante un comunicado emitido por un portavoz del Palacio de Buckingham: 

"Las afirmaciones basadas en un relato de segunda mano de conversaciones de hace más de 50 años no deben usarse para sacar o inferir conclusiones sobre eventos u operaciones de hoy en día", aseguran, defendiendo que sí cumplen con la Ley de Igualdad: "Es se refleja en las políticas, procedimientos y prácticas de diversidad, inclusión y dignidad en el trabajo dentro de la Casa Real".