Actualidad

Raquel Mosquera pone en venta su casoplón de Galapagar por 500.000 euros para arreglar sus problemas económicos

Raquel Mosquera (51) y su marido, Isi, se han visto muy afectados por la pandemia. Mientras que ella tuvo que cerrar su peluquería, él hizo lo propio con su bar, lo que supuso un parón en seco de sus ingresos. Aunque ahora tratan de reflotar ambos negocios, lo cierto es que su situación financiera no es la mejor.

"A Isi y a mí nos ha pasado lo que a mucha gente en nuestro país, una pareja de autónomos que ha visto cómo su empresa se ha venido abajo, sin trabajo, sin ingresos, con gastos... Así que yo tuve que cerrar mi centro de belleza y mi marido su restaurante", reconocía Mosquera tras el confinamiento.

Quizás por ello, la viuda de Pedro Carrasco ha puesto en venta la casa que posee en la localidad madrileña de Galapagar por 500.000 euros, según cuenta Semana. Se trata de un chalet independiente de 370 metros cuadrados, ubicado en una parcela de 750 metros cuadrados. Cuenta con seguridad privada.

Aunque Mosquera ya puso esta propiedad en el mercado en el año 2009, finalmente se echó atrás y siguió residiendo en ella. Ahora, 12 años después, la peluquera pretende comenzar una nueva vida en otro hogar, al tiempo que desea mejorar su economía. Por ello, tiene la intención de deshacerse de la vivienda.

Lea también - Raquel Mosquera, tras su último brote psicótico: "Necesito tomarme las cosas con más calma"

También influye en su decisión los últimos problemas médicos que ha atravesado. A mediados de abril, Raquel fue ingresada por un brote psicótico que le mantuvo unos días en el hospital. Este percance sanitario le ha hecho replantearse algunas cosas de su vida y le ha llevado a tomar importantes decisiones.

Lea también - Raquel Mosquera, ingresada por un brote psicótico tras su rifirrafe con Rocío Carrasco

La casa en cuestión tiene varias plantas, está rodeada de árboles y situada en una urbanización con piscina. Además, cuenta con un gran jardín que sirvió como entretenimiento a Raquel durante el confinamiento. Ella y su esposo han sido muy felices allí, pero creen que es el mejor momento para desprenderse de ella.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin