Actualidad

El juicio a 'El pequeño Nicolás' por hacerse pasar por emisario de la Casa Real llega a su fin: su convulso mes de mayo

Francisco Nicolás Gómez Iglesias (27), conocido como el pequeño Nicolás, se enfrenta a siete años de cárcel, a petición de la Fiscalía, por hacerse pasar presuntamente por un enlace entre Gobierno y Casa Real durante una reunión con el empresario Jorge Cosmen en Ribadeo (Lugo) en agosto de 2014. Por séptima vez en un mes, vuelve a presentarse en la Audiencia Provincial de Madrid.

Lea también - El empresario al que engañó el pequeño Nicolás trunca su defensa: "Decía ser el enlace entre Moncloa y Casa Real"

En su declaración del pasado 11 de mayo, el ex concursante de Gran Hermano VIP restó importancia a lo sucedido: "Yo quería tirarme el pisto con el empresario y hacer un viaje", dijo, alegando que "con esa inmadurez quería asemejarme a los mayores y creerme poderoso". Nicolás negó en todo momento que se presentara como autoridad.

Sin embargo, la estrategia de Gómez Iglesias sufrió un duro revés este miércoles con la declaración de Cosmen, presidente de la compañía de transportes Alsa, quien contradijo al joven al asegurar que se le presentó como "enlace" entre el Gobierno y el Rey. Antes de la comida, además, le telefoneó para decirle que acudiría a la cita "alguien muy importante de la Casa Real".

Este lunes 31 de mayo tiene lugar la última jornada del juicio en la que el pequeño Nicolás tomará la última palabra para intentar defenderse antes de quedar visto para sentencia. Fuentes cercanas a él explican a El País que se encuentra tranquilo y que públicamente continúa defendiendo su inocencia. Además, confía en que la resolución sea favorable. 

Lea también - El pequeño Nicolás, en el juicio por hacerse pasar por emisario de la Casa Real: "Yo quería tirarme el pisto"

La Fiscalía pide para él siete años de prisión y una multa de 81.000 euros, mientras que la acusación popular que ejercen la Asociación de Policía Municipal Unificada de Madrid (APMU) y Podemos solicita para él 11 años de prisión. La Abogacía del Estado, 21 meses de cárcel y una multa, y el Ayuntamiento de Madrid reclama tres años y medio de prisión.

Los hechos que se juzgan se remontan a principios del mes de agosto de 2014, cuando el joven organizó una reunión con el empresario asturiano, Jorge Cosmen, haciéndole creer que ejercía de enlace entre la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real. El 13 de agosto, ambos almorzaron juntos en un restaurante de Ribadeo al que, según el acusado, "asistiría una persona muy importante de la Casa Real", algo que nunca ocurrió.

Para poder llevar a cabo su plan, Gómez Iglesias contactó previamente con dos policías municipales, Jorge G. H. y Carlos P. L. D., para quienes el Ministerio Público pide ahora cinco años y medio de prisión. A ellos les pidió que le proporcionaran los medios policiales necesarios para hacerse pasar por un cargo público, a cambio de una gratificación por sus servicios.

Lea también - El pequeño Nicolás se sienta en el banquillo 7 años después: todo sobre el juicio en el que se enfrenta a 7 años de cárcel

No es la única causa judicial del pequeño Nicolás en este mes de mayo. El joven se sentó de nuevo en el banquillo los días 20, 21 y 25 por la presunta trama en la que un amigo hizo por él la selectividad en 2012. La Fiscalía pide cuatro años y seis meses de cárcel para él.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin