Actualidad

La fiesta posterior al bautizo de Rosario, la hija de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart: flamenquito hasta las tantas

La tranquilidad vuelve a la Casa de Alba después de una semana que no olvidarán. En 8 días se han celebrado la boda de Carlos, el hijo menor de Carlos Fitz James-Stuart y Matilde Solís con Belén Corsini, y el bautizo de Rosario, la hija de Sofía Palazuelo y Fernando, primogénito del duque.

Rosario, destinada a convertirse en la duquesa de Alba del siglo XXI, fue bautizada este sábado en la iglesia sevillana de San Román, como ya contamos. Después de la ceremonia, padres, abuelos, familiares e invitados se reunieron en el palacio de las Dueñas para cenar y celebrar la fiesta, con todas las medidas de seguridad y que manda la pandemia.

Hubo flamenquito en vivo y en directo hasta las 2 de la madrugada, pero los más jóvenes siguieron reunidos después, hasta más tarde, ya sin música en directo. "Fue una celebración divertida y simpática", como cuentan a Informalia algunos de los invitados, aunque con ausencias importantes. Como la de Cayetano Martínez de Irujo, que se perdió tanto la boda de su sobrino como el bautizo de su sobrina nieta. El duque de Arjona, convaleciente de la grave operación intestinal que sufrió precisamente unos días antes de la gran boda de Liria, estuvo representado en ambos casos por su novia, la joven Bárbara Mirjan, una más en la aristocrática familia.

La salud de Cayetano

El jinete, de 58 años, sigue recuperándose en su casa de Madrid. Nos aseguran que está "cada día mejor y más animado". Y además, fuentes familiares desvelan a este portal que "ante la duda de que la obstrucción intestinal que le sobreviene cada cierto tiempo se vuelva a repetir, tiene el propósito de consultar con distintos especialistas para contrastar opiniones y saber qué futuro le espera".

Por su parte, Carlos Fitz-James Stuart y Solís y Belén Corsini, condes de Osorno, emprenden "de un momento a otro" su luna de miel, que por lo visto empezará en un país de África, seguramente Kenia. A su regreso, el benjamín del duque de Alba y su mujer no podrán ocupar el piso cercano al palacio de Liria que será su hogar, yque está situado en el mismo edificio en el que ya viven su  hermano Fernando y Sofía Palazuelo, ya que estará en obras seguramente hasta octubre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin