Actualidad

Jeff Bezos quiere 'jubilarse' y vivir su amor con Lauren Sánchez: dejará de ser CEO de Amazon el 5 de julio

Jeff Bezos dejará de ser CEO de Amazon el próximo 5 de julio. La fecha no es casual. Ese día se cumplen 27 años del nacimiento de la compañía de comercio online más grande del mundo. El multimillonario deja el testigo a Andy Jassy, actual jefe de Amazon Web Services, pero seguirá vinculado a la compañía, tomando decisiones como miembro de la mesa ejecutiva.

A sus 57 años y con un patrimonio de 186.000 millones de dólares, Bezos da un giro radical a su vida y centrará sus esfuerzos en sus otras compañías, entre las que destacan Blue Origin, que tiene como objetivo llevar turistas al espacio, y Bezos Earth Fund, fundación que lucha contra el cambio climático.

Estar más al margen del día día de Amazon también le permitirá pasar más tiempo con su novia, Lauren Sánchez, la mujer por la que rompió su matrimonio con MacKenzie Bezos, madre de sus cuatro hijos (entre ellos, una niña que adoptaron en China). Ambos tienen planes de boda, según aseguró el hermano de ella.

El comienzo de la relación entre Bezos y Lauren en 2019 originó un auténtico terremoto en la prensa estadounidense. Y es que se hizo pública un día después de que él anunciara el divorcio de MacKenzie. Los medios descubrieron que el fundador de Amazon le era infiel a su mujer con ella desde hace tiempo.

Lea también - La colección de coches de Jeff Bezos: sus despampanantes Lamborghini, Bugatti y Ferrari

A la vez, Lauren anunciaba su divorcio de Patrick Whitesell. Para colmo, los medios informaron de que ambos matrimonios eran amigos, ya que sus casas de Seattle estaban situadas muy cerca.

Ya han pasado más de dos años desde aquel escándalo sexual que llenó millones de páginas en medios de todo el mundo. Ahora, Bezos y Lauren disfrutan de una vida tranquila y muy discreta en su mansión de 2500 metros cuadrados con embarcadero privado al lago en Medina, una ciudad residencial de tres mil habitantes, situada en el estado de Washington. Allí también reside Bill Gates.

Para celebrar su 'jubilación', Bezos ha desembolsado 500 millones de dólares en su último capricho, un yate con 127 metros de eslora que encargó hace unos años. Será este verano cuando podrá presumir del enorme barco, el segundo más grande del mundo, junto a Lauren.

Como curiosidad, MacKenzie, que acaba de donar 1.300 millones de euros a causas como la diversidad y el cambio climático, ha seguido el ejemplo de su exmarido y también ha rehecho su vida al casarse con Dan Jewett, un profesor de Ciencias que da clase en el instituto de Lakeside, en Seattle, al que acuden sus hijos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin