Actualidad

La entrega de 105.000 euros en billetes al rey Juan Carlos que amenaza con tumbar su segunda regularización fiscal

La segunda regularización fiscal del rey Juan Carlos, tramitada el pasado mes de febrero e investigada por la Agencia Tributaria, está en el foco de la polémica. Según cuenta El Confidencial, la Fundación Zagatka, controlada por su primo Álvaro de Orleans, registró una retirada de fondos en efectivo por 105.000 euros, mismo importe y mismo día de una entrega en 'cash' al Emérito.

Este cruce contable amenaza su declaración voluntaria a Hacienda. Se trata de un movimiento que podría tumbar su segunda regularización fiscal y dejar al padre del rey Felipe VI a un paso del banquillo.

Lea también - El rey Juan Carlos regresará a España en junio antes de establecer su residencia definitiva en Abu Dabi

Don Juan Carlos reconoció ante la Agencia Tributaria que recurrió a la fundación de su primo para pagar vuelos en 'jets' privados. Pero no dijo nada respecto a esta retirada de dinero, efectuada el 23 de marzo de 2009 por Bertrand Hagger, directivo del bufete Rhône Gestion y socio de uno de los principales testaferros del Emérito, el gestor Arturo Fasana.

Hagger retiró 105.367,50 euros de una de las cuentas de Zagatka en el banco Credit Suisse, la número 798208-92. Eso sí, el apunte no especifica quién fue el destinatario último de esos fondos. Álvaro de Orleans negó que don Juan Carlos "se haya beneficiado nunca de dinero en efectivo sacado de las cuentas de la Fundación Zagatka" y aseguró que él era el único beneficiario de las salidas de dinero en billetes de la fundación.

Lea también - Juan Carlos viajaba gratis en avión privado y el primo que pagaba es Álvaro de Orleans

Sin embargo, el testimonio del primo del Rey queda en entredicho al descubrirse que el mismo día que Hagger retiró de Zagatka los 105.367,50 euros, su socio Fasana sacó una cifra casi idéntica, 105.000 euros, de otra segunda entidad instrumental del Emérito, la Fundación Lucum. Ese mismo 23 de marzo de 2009, Fasana entregó al rey Juan Carlos la misma cantidad que había sido retirada simultáneamente de las dos fundaciones instrumentales, 105.000 euros, para hacer frente a "gastos personales".

Los efectos de este cruce llegan hasta ejercicios fiscales no prescritos y pueden tener consecuencias penales para el monarca, que no ha incluido esta cantidad en su declaración a Hacienda. Tampoco los 450.000 euros que retiraron trabajadores de los despachos de Fasana y el abogado Dante Canonica de Zagatka entre 2011 y 2018.

La posible omisión del dinero en efectivo de Zagatka truncaría la estrategia de defensa del rey Juan Carlos. La Agencia Tributaria tratará de comprobar si ha declarado todos los fondos que recibió del extranjero.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin