Actualidad

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones regresan de nuevo a su casoplón de Mallorca tras la graduación de su hija

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones están profundamente orgullosos de su hija, Carys, que a sus 18 años se acaba de graduar de Bachillerato. Los actores han compartido emocionados varias fotografías en Instagram. La graduación tuvo lugar después de que pasaran unos días en Mallorca, tal y como anunciamos en exclusiva, aunque ya han regresado de nuevo. 

Lea también - Exclusiva: Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, de vacaciones en Mallorca con los nietos

"¡Felicitaciones a Carys y a toda la clase de 2021! ¡Tu mamá y yo estamos muy orgullosos de ti! ¡Te amamos mucho y estamos muy emocionados por tu futuro ya que lo mejor está por venir!", escribió el protagonista de Instinto Básico hace unos pocos días. 

La intérprete de El Zorro, compartió en su muro: "¡¡Carys!! ¡Qué día de orgullo cuando nuestra hija Carys se gradúa con honores por su Bachillerato Internacional! Te mueves y te amamos". En una de las fotos posan los dos con la gran protagonista del día y el otro hijo que tienen en común, Dylan, de 20 años. En otra, el hermano levanta en brazos a la hermana como muestra de alegría.

A partir de ahora tendrá que elegir su camino, aunque es conocido que al igual que sus padres y su hermano, que se está preparando para ello en la Universidad de Brown, podría dedicarse a la interpretación: "Es una actriz maravillosa, una gran cantante y toca muy bien el piano", confesó Zeta-Jones para Vanity Fair, revista para la que también posaron juntas. En el mundo de la moda ya ha hecho también sus pinitos posando para varias firmas. 

Una celebración que ha llegado después de que el matrimonio, que divide su tiempo entre Londres y Mallorca, pasara unos días en su casoplón de España con los dos nietos del actor, los niños de su hijo Cameron. Tras la graduación han regresado acompañados por Dylan y Carys, tal y como cuenta Última Hora. Este mismo lunes los cuatro pasearon por el centro de Palma y se compraron unos helados. 

La mansión de S'Estaca, comprada en los años 80 por Douglas y su esposa de entonces, Diandra Luker, es una casa singular, de estilo mediterráneo, que había pertenecido al archiduque Luis Salvador, primo de la emperatriz Isabel de Austria, que en sus viajes en barco por el sur de Europa pasó algunos días en este palacete de la costa de Valldemosa.

Lea también - "Solía culpar a la marihuana": los problemas de memoria de Michael Douglas a sus 76 años

Cuando Douglas y su anterior esposa se divorciaron, firmaron un acuerdo para disfrutar de la casa seis meses al año cada uno. Diandra residió de niña en la isla y tenía muchos amigos y vivencias de Mallorca que no quería perder.

Después de años en el mercado con un precio de más de 30 millones de euros y como el tiempo pasaba sin encontrar comprador, en 2019 Michael decidió comprarle su mitad a Diandra y disfrutar en solitario con su familia de este lugar idílico. Y así lo hace desde entonces, pasando varias semanas al año en Mallorca, incluso durante el invierno, haciendo poca vida social.

En ocasiones se le ha visto almorzar en el restaurante Canela de la calle San Jaume, un bistró sin pretensiones donde fusionan cocina asiática con mediterránea, y otras navegando por las aguas cristalinas baleares.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin