Actualidad

La bodega secreta del rey Juan Carlos: diez mil botellas de vino en arena de playa en los sótanos de Zarzuela

El rey Juan Carlos siente gran pasión por el vino. El Emérito y su hijo, el rey Felipe VI, son aficionados a los buenos caldos y, en ocasiones especiales, han brindado con algunos de los mejores vinos del mundo. Tal es su predilección que Zarzuela alberga una espectacular bodega con más de diez mil botellas conservadas en arena de playa.

El asunto de la bodega 'secreta' fue destapado por David Rocasolano, el primo hermano de la reina Letizia, que visitó el lugar acompañado por el entonces príncipe Felipe, con quien "paseó por el laberinto de anaqueles, pisando arena de playa, paladeando el aroma noble y sobrio de roble".

Lea también - Así fue la noche de bodas frustrada de la reina Sofía y el rey Juan Carlos: "Apenas podía moverse"

Así lo cuenta David en su libro, Adiós, Princesa: "Tras visitar habitaciones y despachos, bajamos a los sótanos y Letizia abrió un portalón. Yo pensaba que, por fin, iba a conocer la biblioteca. Pero cuando se encendieron unas tenues luces, ante mí se abrió una vinoteca particular inmensa. Paseamos por el laberinto de anaqueles pisando arena de playa, paladeando el aroma noble y sobrio de roble y contemplando el fabuloso espectáculo del vino (…) Felipe me aclaró: 'Es arena de playa. La traen expresamente de una playa del Índico porque tiene las condiciones perfectas para mantener la humedad'", recordaba en la obra que repasa la historia de su prima.

Este mismo sábado era el periodista Jaime Peñafiel el que se refería a esta bodega y daba más detalles sobre la colección de "diez mil botellas, no solo de las mejores marcas, sino de las mejores añadas" que don Juan Carlos I aún conserva en Zarzuela, junto a la nave especialmente diseñada para conservación de sus trofeos de caza.

El experto en casas reales detalla: "Fue el propio Felipe quien explicó a David Rocasolano que aquella arena la habían traído expresamente de una playa del Índico porque tiene unas condiciones perfectas para mantener la humedad. El tema era tan escandaloso que Letizia, que les acompañaba en la visita, le dijo a su primo: 'Hazme un favor. Sé discreto con esto de la bodega. No lo cuentes por ahí'", cuenta Peñafiel.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin