Actualidad

Cayetano Martínez de Irujo, ni boda ni hípica: la delicadísima salud del duque de Arjona

Cayetano Martínez de Irujo no tiene suerte. Este sábado, al duque de Arjona le hacía una especial ilusión asistir a la boda de su sobrino Carlos Fitz-James Stuart y Solís, con Belén Corsini en Liria. Sin embargo, su nombre y su salud han sido el tema de comentario más habitual entre los invitados y familiares en el enlace celebrado en el palacio de la calle de la Princesa.

Desde hace unos meses, la mala relación, prácticamente inexistente, que mantenía con su hermano mayor Carlos, actual duque de Alba, había mejorado notablemente. Carlos Alba había invitado a almorzar en Liria a su hermano, después del disgusto que se llevó toda la familia por la publicación del libro De Cayetana a Cayetano, esa suerte de memorias (cuya publicación fue adelantada por Informalia el 8 de agosto de 2019) en las que el hijo favorito de la duquesa denunciaba haber sido apartado de la gestión de la Casa, encomendada por su madre, y además, invitado a marcharse del palacio donde residía después de separarse de Genoveva Casanova.

Lea también: Exclusiva: Quién vestirá a Belén Corsini en su boda con Carlos Fitz-James Stuart

El acercamiento entre hermanos se produjo a instancias del mayor, hubo más de un almuerzo cara a cara con ellos dos y Cayetano se declaraba encantado de estar invitado a la boda del conde de Osorno. Una boda con solo 200 invitados, debido a la situación sanitaria y a la que pensaba ir acompañado de su novia Bárbara Mirjan.

Pero el pasado viernes 14, Informalia adelantaba en primicia que Cayetano estaba siendo operado en la clínica de la Luz de urgencia, por el doctor Enrique Moreno, la undécima ocasión en que pasaba por el quirófano a causa de una obstrucción intestinal.

Una operación de casi ocho horas, larga y complicada, en la que le fue colocada una malla para frenar esta dolencia que vuelve a afectarle de forma preocupante y que hace temer que no podría repetirse una y otra vez, sin riesgo de su vida. La convalecencia es más larga de lo deseado. Cayetano permanece en la clínica y se queda sin la boda del sobrino que reúne a toda la familia y a la crème de la crème de la sociedad de España.

Lea tambiénPor qué Cayetano Martínez de Irujo machaca a Pedro Trapote, el dueño de Pachá

No es la primera vez que la salud trunca sus ilusiones. En noviembre de 2014, cuatro días después de la muerte de su madre, Cayetano entró por primera vez en el quirófano de un hospital de Sevilla, y en estado preocupante, por sus problemas intestinales. La gravedad de la situación le impidió acompañar a los restos mortales de la duquesa, que desfilaron por las calles de la capital andaluza camino del Ayuntamiento. Un disgusto enorme. El jinete de 58 años es el hijo de la aristócrata que más ha demostrado su pesar por la muerte de la madre y el favorito de la duquesa. En 2019, anunciada y programada la presentación de su libro, tuvo que suspenderse por otra repentina y urgente operación de la misma naturaleza.

Lea también - Cayetano Martínez de Irujo recuerda aterrorizado los fantasmas del palacio de Liria: "Oía ruidos de cadenas y pasos"

Este fin de semana, no solo se pierde la deseada reunión familiar por la boda del conde de Osorno, que llenará los jardines de Liria de fiesta y emociones. El domingo, se celebra en el Club de Campo, la final del Longines Global Champions Tour, que reúne a la élite del panorama ecuestre mundial, con los mejores caballos y yeguas y los mejores jinetes y amazonas del momento. Una cita que le hacía enorme ilusión, ya que estaba intentando volver a la competición y a vivir la emoción de la hípica.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin