Actualidad

El príncipe Guillermo arremete contra la BBC y acusa a la cadena de la caída en desgracia de Lady Di

La entrevista de Lady Di en la BBC en 1995 marcó un antes y un después en la historia de la Casa Real británica. Diana de Gales se confesó con el periodista Martin Bashir (57) en el programa Panorama y le habló de sus problemas matrimoniales y hasta de las infidelidades de su marido, el príncipe Carlos, con Camilla Parker Bowles. "En mi matrimonio éramos tres", llegó a decir la princesa, fallecida dos años después.

Aquella charla volvió a la actualidad hace tan solo unos meses, cuando la BBC anunció que iba a investigar las presuntas irregularidades cometidas por el periodista a la hora de conseguir la entrevista con Diana. La cadena reaccionaba así a la denuncia del hermano de Lady Di, Charles Spencer, quien acusó a Bashir de contarle a su hermana "una mentira tras otra" e incluso usar extractos bancarios falsificados para llegar hasta ella.

La investigación de la BBC fue respaldada desde un primer momento por los hijos de Diana, los príncipes Guillermo y Harry, como dejó patente el marido de Kate Middleton al referirse en público a este asunto: "La investigación independiente es un paso más en la dirección correcta. Debería ayudar a esclarecer la verdad detrás de las acciones que llevaron a aquella entrevista en Panorama y las posteriores decisiones que tomaron los ejecutivos de la BBC en ese momento", dijo en noviembre de 2020.

Lea también - 40 años del compromiso nupcial de Lady Di y el príncipe Carlos: "Iba como un cordero al matadero"

Seis meses después de estas palabras, Guillermo de Inglaterra ha vuelto a tomar la palabra para cargar contra la cadena, a la que acusa de la caída en desgracia de su madre: "Es mi opinión que la forma engañosa como fue obtenida la entrevista influyó en lo que mi madre dijo. La entrevista fue una gran contribución a que la relación entre mis padres empeorara y que hiriera sin medida a otros", ha declarado a través de un comunicado.

"Provoca una indescriptible tristeza saber que los errores de la BBC contribuyeron significativamente a los miedos, la paranoia y el aislamiento que recuerdo de los últimos años con ella", ha alegado duque de Cambridge.

Según Guillermo, la BBC debió haber investigado las sospechas sobre cómo se había obtenido la entrevista ya cuando se difundió, en 1995. "Mi madre no solo cayó por un reportero pícaro, sino por los directivos de la BBC, que miraron para otro lado en lugar de hacerse las preguntas más duras. Estos fallos, identificados por periodistas de investigación, no solo hicieron que mi madre y mi familia se hundieran, sino que hundieron también al público", ha explicado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin