Actualidad

Melinda Gates era "consciente" de las aventuras extramatrimoniales de Bill Gates y lo consentía

Las infidelidades de Bill Gates (65) a Melinda Gates (56) ocupan las páginas de los principales medios internacionales desde que anunciaran su divorcio. Esta misma semana se ha conocido que el fundador de Microsoft mantuvo un affaire durante años con una empleada, romance que el propio multimillonario ha reconocido.

El diario The Wall Street Journal informó que tuvo "una aventura" con una ingeniera de Microsoft que comenzó en el año 2000. El romance extramatrimonial de Bill "terminó amistosamente", como el mismo ha señalado. La empleada también confirmó a través de una carta haber sostenido una relación sentimental con Gates "durante años".

Tanto este romance como otras aventuras del magnate eran conocidas por su mujer. Así lo asegura una fuente cercana al matrimonio a la revista People: "Melinda era consciente de que había cosas, pero no está claro si conocía todos los detalles".

Lea también - Bill Gates se iba de vacaciones con una exnovia una vez al año y Melinda (que es quien ha pedido el divorcio) siempre lo supo

La esposa de Bill también sabía y autorizaba que el genio se marchaba de vacaciones una vez al año con una exnovia, llamada Ann Winblad y a quien conoció antes que a Melinda. El filántropo estadounidense desarrolló un vínculo tan fuerte con ella que no pudo evitar mantenerla en su vida después de romper con ella en 1987. "Incluso ahora, Gates tiene un acuerdo con su esposa de que él y Winblad pueden mantener viva una tradición de vacaciones", cuenta Walter Isaacson en su biografía de Bill Gates.

Al parecer, cada primavera, durante más de una década, Gates pasaba un fin de semana largo con Winblad en su cabaña en la playa en los Outer Banks de Carolina del Norte, donde "hacían ala delta y caminaban por la playa", según el escritor. La ex habló hace dos años de estas escapadas: "Compartimos nuestros pensamientos sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Y nos maravillamos de cómo, como dos jóvenes superados, comenzamos una gran aventura al margen de una industria poco conocida y nos llevó al centro de un universo asombroso ", dijo Ann.

Esta mujer era tan importante para Bill que este le pidió permiso antes de casarse con Melinda. "Cuando estaba solo pensando en casarme con Melinda, llamé a Ann y le pedí su aprobación", recordó en 1997. Winblad finalmente no tuvo reparos en que se declarara y se casara. "Le dije que sería una buena pareja para él porque tenía resistencia intelectual".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin