Actualidad

Tamara Falcó se come a besos a su novio después de que le acusen de enrollarse con otra en una fiesta privada

Turbulencias en la relación entre Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Este fin de semana, Fani Carbajo, participante de La isla de las tentaciones o Supervivientes, acusó al empresario de haber sido infiel a la marquesa de Griñón. Fani dio detalles del presunto affaire entre Íñigo y otra mujer en una fiesta privada.

"Estaban todo el rato juntos, besándose, bailando, riendo, sin cortarse un pelo", ha desvelado Carbajo en Viva la vida. Además, incluso ha asegurado que el novio de Tamara había intentado acercarse a ella en un momento de la noche. "Se estaba enrollando con ella, y en un momento de despiste, que se fue al baño, él me agarró para intentar algo conmigo, entonces yo le empujé y le dije: '¿Qué haces?', y ya fue cuando me enteré de lo que estaba pasando".

La hija de Isabel Preysler ha reaccionado a las palabras de Fani compartiendo varias imágenes con su chico, junto al que ha acudido este fin de semana a una boda de unos amigos. Tamara se come a besos a Onieva, con quien posa de lo más feliz y enamorada.

Lea también - El recado de Tamara Falcó a Pablo Iglesias: "La gente normalmente se corta la coleta antes de meterse en política"

Estas revelaciones no parecen haber empañado la felicidad de Tamara e Íñigo, que prefieren hacer oídos sordos y no entrar a hablar de este tipo de rumores. Lo cierto es que ambos están muy integrados en sus respectivas familias. Si él es uno más entre el clan de Tamara e incluso acudió a animar a su cuñado, Fernando Verdasco, en la Caja Mágica, ella también mantiene una gran relación con su familia política y ha sido vista con la madre de su chico por Madrid.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.