Actualidad

Cayetano Martínez de Irujo, ya en planta, pretende acudir a la boda de su sobrino Carlos con Belén Corsini este sábado en Liria

Después de dos días en la UCI, recuperándose de la intervención de urgencia que le llevó de nuevo al quirófano, Cayetano Martínez de Irujo ya está en una habitación de la Clínica de la Luz, evolucionando bien y recuperándose, aunque con las molestias propias de un posoperatorio. Incluso puede que acuda a la boda de su sobrino Carlos con Belén Corsini el próximo sábado, fecha adelantada por Informalia en primicia ya el pasado 20 de diciembre.

Fernando Martínez de Irujo, tras visitar este domingo a última hora de la tarde a Cayetano, desvelaba que su hermano estaba "mejor" y confirmaba que ya había abandonado la UCI, prosiguiendo con su recuperación en la planta del hospital madrileño en el que permanece ingresado desde el pasado jueves. Además, el Marqués de San Vicente del Barco confesaba que todavía desconocen cuándo recibirá Cayetano el alta hospitalaria, aunque Informalia ha podido saber que Cayetano quiere ir a la boda de su sobrino Carlos con Belén Corsini el próximo sábado.

Lea también: Exclusiva: Quién vestirá a Belén Corsini en su boda con Carlos Fitz-James Stuart

Los problemas crónicos que padece el conde de Salvatierra, de 58 años, le han llevado más de una decena de veces a ser intervenido de adherencias en las paredes del intestino, algo que produce una grave paralización del aparato digestivo con peligro para su vida si no se diagnostica de inmediato. Eso ocurrió cuando le operaron en Sevilla en otoño de 2014, poco después del fallecimiento de su madre, una intervención que no tuvo buenos resultados, y fue trasladado a Madrid, en grave estado, donde el eminente cirujano Enrique Moreno le salvó la vida, según contaba el propio jinete.

Desde entonces pasó varias veces más por las manos del famoso médico, conocido en todo el mundo por sus éxitos en los trasplantes. Uno de sus pacientes fue Raphael, con un trasplante de hígado, que le devolvió a la vida y a los escenarios. El quinto hijo de la duquesa de Alba llevaba un tiempo muy recuperado pero siempre consciente del problema crónico que arrastra, agravado a veces por hacer ejercicio sobre todo desde que ha vuelto a la competición hípica.

El jueves pasado sintió que la gastroenteritis que padecía, podía ser una nueva crisis de adherencias intestinales y por su propio pie se fue a la Clínica de la Luz, donde quedó ingresado y en observación, hasta que el viernes por la tarde fue operado por el doctor Moreno, una intervención que adelantó en exclusiva Informalia, en el mismo momento que el duque de Arjona estaba en quirófano. Su novia Bárbara Mirjan no ha movido del hospital y sus hermanos Eugenia y Fernando han pasado por la clínica pendientes de su evolución.

El próximo sábado, se celebra en el palacio de Liria la boda de Carlos Fitz-James Stuart, hijo menor del duque de Alba y Belén Corsini, a la que Cayetano quiere asistir, deseo que podría cumplir si estos días completa su recuperación.

Almuerzo con su hermano Carlos

Las relaciones entre el jinete y su hermano mayor han mejorado notablemente después del distanciamiento que se produjo a la muerte de su madre, por el que Cayetano se vio obligado a abandonar el palacio de Liria, al ser apartado de la gestión de los asuntos de la familia, una misión que le había encargado su madre. El acercamiento entre los dos hermanos es un hecho y hace pocos días Cayetano almorzó en el palacio de la calle Princesa, invitado por su hermano Carlos, duque de Alba.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
No ha sido posible realizar el purgado