Actualidad

Rocío Carrasco: "Ro le dijo a David que me haría llorar lágrimas de sangre y que me metería en la cárcel"

En el nuevo episodio del docudrama de Rocío Carrasco, la hija de Jurado ha relatado cómo y por qué se deterioró la relación con su hijo David: "Él empieza a cambiar cuando su hermana se va de la casa. Le hicieron chantaje emocional y eso, en un niño como David, es muy cruel".

Rocío recuerda que su hijo y ella estaban muy unidos: "Él tenía pasión con su madre, con su abuela, con Fidel... Tenía devoción con María Teresa y Terelu. Siempre ha sido muy cariñoso, familiar, muy gracioso, zalamero y bondadoso. En él sí conseguí instaurar ciertos valores y estoy muy orgullosa. Como madre, me hubiera gustado ofrecerle al niño tener su independencia, me hubiera encantado mandarlo a por el pan, darle su dinero... pero no he podido por el terror de que le pasara algo. Me sentía amada por mi hijo. Mi pena es que lo han utilizado, pero yo sé que mi hijo es feliz. La ausencia da mucha pena, si a él lo hubiesen dejado, me hubiese llamado, me hubiera visitado... Yo creo que me echa de menos".

Lea también - Rocío Carrasco sufrió dos ataques de ansiedad durante las entrevistas de su docuserie: el dossier secreto de las grabaciones

Poco después de que Rocío Flores se fuera a vivir a Málaga con su padre, Antonio David Flores, todo cambió: "David empieza a tener cambios de actitud, más rebelde, reaccionario. Dejó de estudiar y decía que su padre le iba a llevar a La Voz o que le iba a grabar un disco y que no tenía que estudiar. Él quería contarme lo que pasaba en casa de su padre y yo no le dejaba".

Según Rocío, tanto Antonio David como Rocío Flores ejercieron presión sobre David para alejarlo de ella: "Su padre lo visitaba en el colegio, o bien entre clases o en el recreo, y le iba diciendo cosas. Le hizo un chantaje emocional: 'Te tienes que venir con nosotros porque tus hermanas te echan de menos'. En un niño como David es mucho más cruel. Por otro lado, le decían que si su madre le castigaba se lo dijera y esas cosas. Un día me dijo que fueron su padre y Ro al colegio, y me dijo 'Me ha dicho que te diga que vas a llorar lágrimas de sangre y que no va a parar hasta que te meta en la cárcel".

Unos días después, David le relató otro capítulo: "Iban en coche y su padre y su hermana hablaban mal de mí. Él les dijo que delante de él no dijeran esas cosas y su padre paró el coche y le dijo: 'Si defiendes a tu madre te bajas del coche y te vas andando".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin