Actualidad

Kiko Rivera asesta el golpe de gracia a su madre: cierra la venta de Cantora y puede dejarla sin la finca

Kiko Rivera lo avisó y lo ha cumplido. El marido de Irene Rosales ha cerrado la venta de su parte de Cantora a una empresa que también está dispuesta a comprar la deuda que Isabel Pantoja mantiene con un banco tras hipotecar la finca en la que reside la propia tonadillera, su hermano Agustín y su madre, doña Ana.

Según cuenta este miércoles Diez Minutos, el DJ ha vendido su parte de la finca por 1,5 millones de euros a la empresa Compramos Tu Herencia (CTH). La negociación comenzó el pasado 9 de febrero, cuando una abogada de la sociedad contactó con Irene a través del programa Viva la vida para trasladarle a ella y a Kiko su oferta. Tres meses después, el acuerdo está sellado.

Además, la revista asegura que los compradores están dispuestos a comprar la deuda de 2,6 millones que Isabel mantiene con un banco tras hipotecar la finca. Si la cantante acepta, tendría que abandonar Cantora. Para tratar de evitar esta venta, la tonadillera trató de reunirse con su hijo, pero este lo habría rechazado.

Lea también - Kiko Rivera responde a las pullitas de su madre, Isabel Pantoja: "El trabajo duro supera al talento"

La idea de la empresa inversora es construir en la finca un gran complejo hostelero que incluiría instalaciones para grandes celebraciones como bodas y congresos. A modo de homenaje, habría un Museo de Paquirri en el que Kiko se ha ofrecido a colaborar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin