Actualidad

La mala relación entre Adele y su padre, que ha muerto a los 57 años: los ataques públicos que impidieron la reconciliación

Adele ha sufrido la pérdida de su padre, Mark Evans, que ha fallecido a los 57 años tras una larga batalla contra un cáncer de intestino. El mismo hizo pública su enfermedad en 2013 durante una entrevista.

Lea también - Adele, pretendida por las marcas tras su gran cambio físico: rechaza hasta 44 millones de euros

La relación entre la cantante y su progenitor era un tanto complicada desde su infancia, concretamente desde el momento en el que Evans abandonó a la madre de la compositora, Penny Adkin, cuando Adele tan solo tenía tres años. Penny crio a la artista y la sacó adelante compaginando varios trabajos. Cuando cumplió siete años, le regaló un piano.

Cuando la estrella de la música alcanzó la fama, la relación tampoco fue a mejor. Su padre concedió una entrevista en The Sun en la que habló de la vida amorosa de la intérprete de Someone like you y también de sus propios problemas con el alcohol, algo que a la compositora no le habría hecho muy gracia debido al hermetismo que tiene con su vida privada. 

"Lo ha estropeado todo. Nunca volverá a saber de mí. No hay nada que me molestaría más que mi padre fuera sobornado por la prensa. ¡Me cabrea! Regresar después de diez años y decir: 'Tal vez su problema con los hombres se reduce a mí'. Es como… ¡vete a la mierda! ¿Cómo te atreves a comentar mi vida? Me hace hervir la sangre. Hace que mi familia se sienta incómoda, que mis amigos se sientan incómodos a mi alrededor", lamentó Adele en una entrevista en Vogue.

Lea también - Adele posa en bikini tras perder más de 60 kilos: sus seguidores se quedan boquiabiertos

En 2013 Mark contó que estaba luchando contra el cáncer y confesó que tenía miedo de no conocer a su nieto Angelo, el niño que Adele tiene con su ex marido, Simon Konecki. Dos años después el mismo contó que estrecharon lazos y trataron de dejar atrás los problemas entre los dos.

Sin embargo, el distanciamiento entre los dos se reflejó una vez más en 2017, cuando la propia Adele le dedicó un Grammy a su mánager con estas significativas palabras: "Llevamos diez años juntos y te quiero como si fueras mi padre. Te quiero tanto, tanto... La cuestión es que no quiero a mi padre, así que eso no significa demasiado. Pero te quiero como querría a un padre", aseguró sobre el escenario.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin