Actualidad

Retiran de la venta el 'Fortuna', el yate que perteneció al rey Juan Carlos: los motivos por los que nadie lo compra

El Fortuna, el emblemático yate que perteneció al rey Juan Carlos hasta 2014, no encuentra nuevo comprador. La familia Matutes, que lo tiene en su poder desde dicho año, ha retirado la oferta de venta después de dos importantes rebajas.

Tal y como publicó el diario Última Hora y aseguran otros medios como La Razón, el barco en el que la reina Letizia fue fotografiada en bikini o la familia real navegaba antes del estallido del caso Nóos, ya no aparece en portales web de venta especializada. 

Para tratar de venderlo los Matutes y su naviera Balearia lo rebajaron de 8 millones de euros a 3,9 y después a 2,2 millones. Sin embargo, no han encontrado interesados. ¿Cuáles son las contras de esta histórica embarcación? Cuesta casi el mismo precio construirse uno nuevo y para llenar su depósito se necesitarían más de 25.000 euros. 

Lea también - La seguridad del rey Juan Carlos en Abu Dabi: el número de sus escoltas no puede ser secreto de Estado

Este yate lo encargaron a principios de los 2000 un grupo de empresarios de las Islas Baleares, que destinaron 16 millones de euros para su construcción, a los que se sumaron dos millones del gobierno de las islas. Todo con el fin de garantizar en cierto modo las vacaciones veraniegas de la familia real en Mallorca y potenciar así el interés turístico de la zona. En 2013 el marido de doña Sofía, ahora exiliado en Abu Dabi por sus escándalos, renunció a su uso. 

El barco, atracado a día de hoy en el puerto de Denia, en Alicante, cuenta con una suite principal y tres cabinas dobles. En total tiene una capacidad para ocho pasajeros y seis miembros de tripulación. Tiene tres motores de turbina de gas Rolls Royce, tanques de combustible de 45.000 litros y alcanza una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora.

Lea tambiénAlicia Koplowitz, Vicente Boluda o Alejandro Aznar, entre los amigos del rey Juan Carlos que le ayudaron a pagar sus deudas con Hacienda

Hace un par de años dejó de llamarse Fortuna y lo rebautizaron con el nombre de Foners. Diferentes medios aseguraron que José de la Puerta, consejero de Phone House, estuvo en negociaciones avanzadas para comprar el yate. También se publicó que la familia Matute tenía intenciones de organizar excursiones privadas aprovechando su pasado real. Después se dijo que valoraron venderlo por piezas.

Última hora sostiene que los propietarios pretenden ahora realizar labores de mantenimiento y reformar su equipamiento. Entre las reformas, sustituir sus turbinas Rolls Royce por motores mas sostenibles con la intención de rebajar su coste y no generar tanta contaminación al medioambiente.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

vio
A Favor
En Contra

Fue una buena idea de los empresarios mallorquines que lamentablemente no se ha llevado a buen puerto. Por tanto, remodelarlo y adecuarlo a su nuevo uso parece una opción muy razonable.

Puntuación -3
#1
Cabo rojo Ramirez
A Favor
En Contra

¿Por qué no lo usan como blanco en un entrenamiento naval de nuestra poderosa flota, usando solo la corbeta Atrevida?. Yo me apuntaría para disparar el cañón de proa gratuitamente.

Puntuación -2
#2
pepe
A Favor
En Contra

130km h? mal dato

Puntuación 4
#3
kaligandaki
A Favor
En Contra

dudo mucho que alcance los 130 km por hora, que son 70 nudos, y al margen del consumo, un depósito de 45 mil litros ya indica el consumo, por otro lado, lo mejor de este barco, es el desguace o de museo de elefantes, nada más

Puntuación 1
#4