Actualidad

Ágatha Ruiz de la Prada rentabiliza su ruptura con Luis Gasset: "Estaba acostumbrada a algo más pasional"

"Le cogía de la mano y todavía sentía algo pero menos", dijo Ágatha Ruiz de la Prada en una de sus escasas referencias a Luis Gasset, el novio al que ha dejado después de un año de relación. Y lo dijo sentada en un plató de Telecinco, vendiendo una vez más detalles de su vida privada, un negocio que frecuenta desde que la pandemia le ha afectado a su otra empresa y a su verdadera profesión, la de diseñadora.

"Luis ha sido la pera, guapo, educado, estupendo, un lujazo, un regalo, pero no volvería con él", explicó a María Patiño y el grupo de entrevistadores que trataron a su invitada con guante blanco. "Ha sido como un sueño de hombre. Fue súper romántico el principio, conocer a alguien, quedar con él y a los dos días al hospital, yo le mandaba fotos a él del campo; ha sido el regalazo del siglo, un lujo total, no ha pasado nada malo, el final ha sido impresionante y ojalá sigamos siendo amigos", repetía. Pero pronto la noche de Ágatha y Luis el anticuario giró hacía la noche de Ágatha y Luismi. "Me da la impresión de que el que te revuelve es Luismi", le plantificó María Patiño a la ex mujer de Pedro J. Ramírez, que, como decíamos, ahora ejerce más de ex de señores que de gran profesional del diseño y la moda. "Luismi ha conseguido ser amigo mío a pesar de las cabronadas que me ha hecho, porque tiene arte con las mujeres", piropeaba Ágatha a su penúltimo amor conocido. 

El Chatarrero y la tronista "tremebunda"

Esta semana veíamos al Chatarrero ir a los toros  bien acompañado: acudió a las Ventas con Samira, una tronista que ahora está muy enfadada y se siente utilizada y a la que Ágatha califica como "tremebunda", después de decir que la ruptura con su querido empresario de Ansorena ha enfadado a sus hijos: "Los niños están un poco enfadados conmigo", reconoció. Y añadió que está "feliz de haber tenido un novio tan guapo". 

La ex de Pedro J. Ramírez confirmó lo adelantado por este portal, que fue ella quien se hartó del anticuario de 52 años, siete más joven que ella. "Ha sido por  cosas sutiles pero hemos acabado genial, ahora mismo me ha mandado dos mensajitos", reiteraba antes de admitir lo que contábamos en Informalia: "Técnicamente he podido ser yo, pero intelectualmente yo creo que él no estaba todo lo enamorado lo que me hubiese gustado", desveló.

"Es guapo, simpático, educado, un buenazo. Esas cosas siempre se esperan un poco. Siempre he tenido novios más mayores que yo, me llevo siete años con él, él es mucho más joven, y su manera de actuar no tiene nada que ver con los de nuestra generación. Yo conocí al innombrable (Pedro J. Ramírez) y prácticamente ya estábamos viviendo juntos, sin separarse casi solo en los viajes y si estaba de viaje me podía llamar ocho veces al día. Con Luismi también... Estoy acostumbrada a algo más pasional", reflexionó, tal vez sin darse cuenta de que estaba dejando a la altura del betún (como amante) al hombre con el que, según dice, ha dejado plantado, eso sí, con mucho cariño. "Con Luismi me acostumbré a salir mucho y Luis era más tranquilo", aclaró Ágatha. 

"Luis es un amor y creo que no me la ha liado, pero él tiene una manera de más joven de verse dos días o tres en semana… Es otra generación. Creo que es una actitud de la gente joven que no se quiere comprometer para nada, yo tampoco me quiero comprometer. Luis ha sido amoroso, pero es verdad que yo quiero todo, y luego sola estoy super a gusto, pero me molesta porque estoy acostumbrada a una cosa más pasional. Luismi, contra todo pronóstico, lo daba… Era tan distinto a mí, y tiene una cosa buena: que es muy protector, una mujer con él está protegida. Luis es adorable pero es distinto. Eso no se pide", confesaba.

"Una cosa romántica"

"Lo de Luis fue una cosa romántica. Mis amigas me decían: 'Tía, aguanta', y mi hijo está enfadadísimo conmigo", manifestó. "Luismi era un despropósito total. Pero los dos me han venido colosal, porque ha sido tan divertido. Una persona recién divorciada... y te pasan los mejores años de tu vida, con veinte años no era así. Con Luismi me acostumbré a salir, y Luis no entiende esa cosa mía de querer quemar Madrid todas las noches"

"Luismi te invita a todo, es simpático y generoso, y si alguna vez tiene que pagar paga. Pero es verdad que es mentirosillo porque es dado a jugar a los chanchullos", explicó antes de recordar la pillada del Chatarrero con la tal Dilele (ex actriz porno) y las fotos que le sacaron en las revistas.  "Pero Luismi me divierte, y a Luis le quiero un montón. Luismi es tan animal que cómo no me va a divertir, es un personaje", dijo.

Ágatha vacunada

"Ni me enteré, fueron simpatiquísimos, en el Palacio de los Deportes (WeThink Center). Llegué a las seis y media, nada más llegar, estaba Zapatero también, en dos minutos me la habían puesto. Me preguntaron ¿has tenido el covid? Y dije no lo sé. Y no pregunté cuál vacuna me ponían pero vi en el papelito la AstraZeneca, creo que es la mejor de las vacunas, mi teoría es que me han metido un poco el coronavirus, y las demás yo creo que manipulan la genética. Me lo estoy inventando. Yo tengo 60 años y me avisaron dos días antes", contó.

"Soy Rociista a muerte"

Agatha: "Soy rociista a muerte. Es un problemón por el que sufren tantas mujeres, no creo en los juzgados, no son justos los jueces, totalmente a favor de Rocío Carrasco", declaró con inequívoca contundencia la diseñadora. 

La noche del 4M

"La noche del 4M me lo pasé fenomenal viéndolo solita. Empecé disfrutando por lo de Ciudadanos. Sobre Isabel Díaz Ayuso... He estado treinta años con un periodista y la política era todo el día. Nunca me lo he pasado mejor en una noche política que el martes por la noche viéndola solita, empecé disfrutando por lo de Ciudadanos. Cero, cero, me pareció…".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin