Actualidad

Los Gates, más allá de sus negocios y sus hijos: el motivo real de su divorcio amistoso

El divorcio de Bill Gates y Melinda está siendo ejemplar. El matrimonio, que emprende caminos separados tras 27 años juntos, está cumpliendo a rajatabla un acuerdo de separación que divide una fortuna de 130.000 millones de dólares sin guerras ni enfrentamientos judiciales. Y aunque su imperio empresarial y sus tres hijos en común serían motivos suficientes para mantener las formas, lo cierto es que existe un objetivo común más potente que los motiva: el premio Nobel de la Paz.

Según People, Bill y Melinda Gates sueñan con ganar el prestigioso galardón sueco desde que levantaron su fundación solidaria, en el año 2000. Hoy en día, esta organización cuenta con 51.000 millones en activos y es una de las más potentes del mundo. "Conseguir el Nobel de la Paz es un sueño para ambos y quieren mantenerlo. Entrar en una guerra por su divorcio les restaría credibilidad, reputación, y no van a permitirlo. Quieren ese premio", ha contado una persona del círculo de los Gates.

Lea también: Bill Gates transfirió a Melinda 1.800 millones de dólares en acciones el mismo día que anunciaron el divorcio

De hecho, según esta persona, el matrimonio de Bill y Melinda Gates llevaba roto varios años, pero ambos decidieron mantener las apariencias por el bien de su imagen y también por el de sus hijos. El pasado mes de septiembre, la pequeña de los tres, Phoebe, cumplió la mayoría de edad (Rory tiene 21 y Jennifer, 25) y fue el momento en el que los empresarios decidieron que había llegado la hora de hacer de su separación un hecho: "La idea era que permanecieran juntos hasta que todos sus hijos se graduaran en la escuela", ha contado la fuente. "Lo forzaron hasta que sus hijos terminaron la escuela como muchos otros padres".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin